fbpx
Cómo hacer compost casero en un restaurante

Cómo hacer compost casero en un restaurante

¿Quieres saber cómo hacer compost casero en un restaurante para aprovechar tus residuos orgánicos y obtener grandes beneficios? Se trata de una estrategia sostenible para utilizar los desechos de tus alimentos como frutas, cascaras de huevo, verduras, etc. De esta manera, contribuyes al cuidado del medioambiente desde tu negocio mientras ahorras dinero en abono y fertilizantes.

Además, es una gran oportunidad para difundir a la comunidad tus valores de respeto a la naturaleza y consumo responsable. Por estas razones, hoy en Greenuso te enseñaremos paso a paso cómo implementar el compostaje de manera sencilla y efectiva para que puedas generar tu propio compost con los desechos de tu restaurante. ¿Te parece interesante? ¡Entonces, sigue leyendo!

Compost casero: ¿Qué es?

Se trata de un abono natural cargado de nutrientes que te servirá para cuidar el jardín o huerto de tu restaurante. Esto se logra mediante la transformación de la materia orgánica a través de microorganismos como hongos y bacterias. En tal sentido, se presenta como una opción mucho más respetuosa de la naturaleza al prescindir de fertilizantes y químicos.

Por lo anterior, ayudas a cerrar el ciclo de la materia orgánica para devolver a la tierra su riqueza. Y contribuyes en la disminución de la contaminación, al evitar que estos desechos sean incinerados o culminen en vertederos locales.

Por otra parte, reemplazas el uso de plaguicidas, que tienen un impacto negativo en la emisión de CO2. Esto garantiza una gestión inteligente de residuos biodegradables, para proporcionar bienestar social, ambiental y económico en tu comunidad.

Qué debes saber antes de elaborar compost casero con residuos de tu restaurante

Cómo hacer compost casero en un restaurante

Como has podido observar, se puede hacer compost con los restos caseros de comida. ¿Pero qué necesitas saber para desarrollar óptimamente el proceso? Te lo explicamos:

¿Qué utensilios necesitas?

Para empezar puedes realizar tu compost por medio de un compostador prefabricado. Esta estructura que te permitirá apilar restos orgánicos en diferentes capas, y hacer el mantenimiento en el momento que lo requiera.

Los puedes conseguir en madera, rejilla o plástico y en diferentes dimensiones para que lo adaptes a tu negocio de restauración. Sin embargo, te recomendamos fabricar tu propia versión sostenible para obtener mejores resultados.

>  Cómo calcular la huella de carbono de tu restaurante

No olvides comprar algunas herramientas como tijeras de poda, tamiz y rastrillo para mover periódicamente las capas te tu compost. De esta manera, podrás realizar el procedimiento mucho más fácil.

Tipos de residuos puedes incluir

La selección de los residuos es una de las cuestiones más importantes para lograr resultados exitosos en este trabajo. Al respecto, el compost casero puede incluir los siguientes desechos orgánicos:

  • Flores.
  • Restos de poda.
  • Frutas.
  • Plantas.
  • Tapones de corcho.
  • Restos de verduras.
  • Cáscaras de huevo.
  • Papel de cocina.
  • Aceites.
  • Estiércol.
  • Paja.
  • Restos de café.

Por otra parte, no debes incluir en tu compostador los siguientes residuos:

  • Huesos.
  • Restos de pescado.
  • Revistas ilustradas.
  • Cenizas.
  • Carne.
  • Heces de animales domésticos.
  • Y otros materiales no orgánicos.

¿Cómo agrupar tus desechos orgánicos?

La idea es apilar tus residuos en capas dentro del compostador. Sin embargo, debes clasificar estos desechos orgánicos colocando a un lado los materiales húmedos ricos en nitrógeno como frutas y verduras. Y por otra parte, los elementos secos como cartón, ramas y hojas secas, que contienen elevados niveles de carbono.

De esta manera podrás dosificar las cantidades de cada material que deseas incorporar dentro de tu compostador. La proporción más adecuada es 1 parte de residuos secos, por 2 de los otros materiales, para controlar tus niveles de humedad.

Evita que tu compost incorpore una combinación incorrecta de estos dos grupos, ya que corres el riesgo de detener el proceso. Lo mejor será conseguir un equilibrio de materiales que añaden carbono y nitrógeno para que tengas mayor rendimiento. Para lograrlo, es importante que supervises periódicamente la humedad de la mezcla en sus diferentes niveles.

¿Cómo hacer compost casero con desechos orgánicos?

Si te preguntas, cómo hacer compost con restos vegetales caseros no te preocupes. A continuación, te enseñamos los pasos que debes seguir:

Compostaje casero en restaurante para crear compost propio

1. Construye una base con suficiente ventilación

El primer nivel de tu compostador debe tener algunas ramas entrelazadas con materiales similares para garantizar que el aire circule. Posteriormente debes apilar tus residuos mezclados con compost previamente acabado para inocular microorganismos.

Una buena idea es contar con estiércol para reforzar la descomposición del material. Además, es importante que recuerdes que el contenido del compost debe estar continuamente expuesto al oxígeno para garantizar el efecto deseado.

2. Añade tus desechos orgánicos y remueve constantemente

Ahora debes añadir tus residuos de manera periódica, asegurando un flujo de materiales constante y progresivo.  Ten en cuenta que mientras más pequeños sean tus residuos, mejor trabajarán las bacterias y hongos dentro de tu compost.

>  Cómo implementar hábitos sostenibles en tu restaurante: Conoce los 16 principales

Por otra parte, debes cuidar tu compostador de modificaciones bruscas en las condiciones ambientales y remover los materiales para ventilarlos. Esta es la clave para un ritmo acelerado y eficiente. Ya que se trata de organismos descomponedores que necesitan respirar para que no aparezcan la fermentación por carencia de aire.

Ciertamente, los problemas en esta etapa se generan por la escasa aireación del compostador, ya que sus procesos son aerobios. Por lo tanto, si los residuos empiezan a producir malos olores es un indicador de que hay fallas en tus procedimientos.

3. Riega periódicamente tu compostador

A fin de obtener el tan esperado fertilizante artesanal, tu abono orgánico requiere una cantidad óptima de humedad. Por lo tanto, es indispensable que riegues tus desechos orgánicos sin saturar de agua el contenedor.

Y no olvides que el líquido debe penetrar en los diferentes niveles que vayas añadiendo a tu caja de compost.

4. Recolecta tu abono ecológico

Después de transcurridos entre 6 a 8 meses de empezar tu proyecto sostenible, debes recolectar el compost casero. Para ello, inclina adecuadamente tu compostador para recolectar el producto desde el fondo.

Conocerás que está en su momento óptimo, porque notarás un agradable aroma a tierra de bosque. Y finalmente, permite que repose por 5 días para aplicar este abono ecológico en el huerto o jardín de tu restaurante.

Beneficios hacer compost casero en tu restaurante

Al elaborar tu compost casero, disfrutarás las siguientes ventajas:

  • Mejora la calidad del aire: Los desechos urbanos son perjudiciales para la naturaleza, dado que incrementan las emisiones de CO2. En tal sentido, el compostaje reduce los problemas asociados a la quema de basura como cenizas, humo y productos tóxicos.
  • Evita la erosión del suelo: El compost genera efectos positivos en las características químicas, físicas y biológicas del suelo. Esto se debe a que ayuda a mejorar su estructura e incrementa su capacidad para contener humedad e intercambio gaseoso.
  • Se puede emplear como insecticida: El compost tiene propiedades que le permite ser utilizado para controlar las plagas como el tizón del tomate. Igualmente, le otorgan a las plantas mayor resistencia a determinadas esporas.
  • Promueve la biodiversidad: La transformación de los desechos en abono orgánico se obtiene a través de la descomposición. En este proceso, intervienen microorganismos, lombrices y bacterias que al morir se transforman de nuevo en materias primas para el suelo.
  • Disminuye los combustibles fósiles: Cuando se crea compost a nivel industrial, se emplean máquinas que utilizan derivados del petróleo. Por el contrario, con el abono orgánico no son necesarios vehículos motores ni similares.

Hemos concluido esta publicación sobre cómo hacer compost casero en tu restaurante para aprovechar los residuos orgánicos. Confiamos en que desarrollarás este proyecto para potenciar tus acciones sostenibles y dar a conocer tu deseo de cuidar el medioambiente.

Para más información solo debes registrarte en nuestro newsletter y desde allí te mantendremos actualizado de nuestros productos y ofertas. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestras Newsletters