fbpx

Humanos comiendo plástico – Peligro para la salud

Humanos comiendo plástico

Cuando estamos ante un problema, es frecuente que no reaccionamos si sentimos que esa situación adversa no nos afecta.

En el caso de la contaminación del ecosistema marino, muchos tienden a pensar que es un problema que no les afecta o es muy lejano como para sentir que les debería importar.

Parte de esa indiferencia es la causante de los problemas de contaminación que estamos viviendo en el planeta tierra,

Pero, qué sentirías si te dijéramos que a diario estás comiendo plástico en todo lo que ingieres, incluso en el aire que respiras.

¿Estamos comiendo plástico? No puede ser, podrías pensar, pero es un problema más real de lo que crees y te está afectando.

Estudio demuestra que estamos comiendo plástico

Durante 2019, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) publicó un informe que tituló: Evaluación de la ingestión humana de plásticos presentes en la naturaleza.

El informe es el resultado de una investigación realizada por la Universidad de Newcastle, Australia, donde se analizaba la presencia de microplásticos en los alimentos y productos que consumimos en nuestra vida cotidiana.

El estudio estableció que, de forma accidental, los humanos estamos comiendo plástico. El promedio de ingesta se ubica en 5 gramos de plástico a la semana.

5 gramos puede sonarte insignificante. Tan poco como para no llegar a preocuparte, pero es necesario que con 5 gramos de plástico se puede llegar a fabricar una tarjeta de crédito.

Entonces, semana a semana, de forma inconsciente, te estás comiendo una tarjeta de crédito juntos a tus alimentos y bebidas.

¿Ahora sí tenemos tu atención? Bueno, la cosa se pone un poco más caótica.

Los datos indican que, en promedio, llegamos a consumir hasta 1972 partículas de plástico a través de lo que ingerimos. 1769 partículas provienen del agua subterránea, superficial, de grifo o embotellada; 182 de los crustáceos, 10 de la cerveza y 11 partículas de la sal.

Al analizar la presencia de plásticos en el agua del mar se encontró que el 98% de las muestras de Líbano contenían microplásticos. Además, se halló en 94,4% de las muestras de Estados Unidos y 82,4% de las aguas provenientes de la India.

Esos tres países encabezan la lista de aguas contaminadas con microplásticos. Le siguen Uganda con 80,8% de muestras contaminadas, 76,2% de Indonesia y Europa en el sexto lugar con 72,2% de los ejemplares de agua contaminadas por microplásticos.

Las consecuencias de que los humanos ingieran plástico no están del todo claras, sin embargo, las estimaciones tampoco son alentadoras.

De dónde viene el plástico que nos estamos comiendo

De dónde viene el plástico que nos estamos comiendo

En 2016, hace unos cuantos años atrás, se estimó que en el mar se encontraban 100 millones de toneladas métricas de plástico. Algunas estaban formando gigantescas islas artificiales de contaminación por diversos tipos de polímeros.

El problema nace en nuestros hábitos de consumo y poco porcentaje de material que termina siendo reciclado.

De todo el plástico que consumimos, 75% termina desechándose en lugar de ser reciclado. Además por falla en el manejo de los desechos de plástico, 87% termina depositado en lugares naturales, siendo los mares y océanos los sitios preferidos para botar este tipo de desechos.

Debido a esta realidad, WWF sostiene que en 2025 habrá una tonelada métrica de plástico por cada tres toneladas métricas de peces en los mares y océanos.

Riesgos para la salud

Riesgos para la salud

La ingesta de microplásticos por parte de los seres vivos es una realidad relativamente nueva. Por ende, los efectos que tiene el consumo accidental de este tipo de materiales está en proceso de estudio.

Hasta el momento, se sabe que puede generar problemas al inflamarse el tracto respiratorio, afectando una de nuestras funciones vitales: la respiración.

Además, existen datos concluyentes que asocian el consumo de microplásticos con problemas de mutación, trastornos en la función sexual, fertilidad y hasta es causante de cáncer.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) adelanta estudios que permitan precisar cuáles son los daños que genera el consumo de plástico en nuestra salud, sin embargo, el consumo está tan masificado que cuesta identificar los problemas que podría estar generando.

Humanos comiendo plástico y animales también

Humanos comiendo plástico y animales también

Si hay humanos comiendo plástico, aún viviendo lejos de las zonas contaminadas, la situación con los animales que conviven con el problema -generado por nosotros- es catastrófico.

Comer plástico es una de las mayores amenazas para los animales que habitan el hábitat marino. Cada día, ejemplares de diversas especies de aves, mamíferos, reptiles y peces; mueren como consecuencia de los desechos de plástico que invaden su entorno natural.

A estos animales no solo les afecta el microplástico, ya que también consumen trozos grandes de plástico, los cuales confunden con comida.

Por ser desechos de gran tamaño no pueden ser digeridos, se quedan dentro de su sistema digestivo causándoles la muerte prematura.

Lo más espeluznante es que, según estudios realizados, el microplástico puede penetrar en el tejido muscular de los animales. ¿Dónde termina el microplástico -invisible a simple vista- que se interna en los músculos de los animales marinos? Respuesta: en nuestros platos de comida.

Un caso curioso es lo que sucede cuando un crustáceo llamado krill, similar a las gambas, que tiene la capacidad de consumir microplásticos y procesarlos, para luego defecarlos en forma de nanoplástico.

El krill es parte de la base de la cadena alimenticia en los mares, por lo que es la comida predilecta de gran cantidad de peces.

Las partículas digeridas de plástico consumido por el krill, termina incrustado en las células y tejido muscular de cientos de peces, quienes terminan llevándolo a tu mesa.

El plástico: material predilecto de muchos

El plástico: material predilecto de muchos

En el mundo, la elaboración de plástico ha aumentado de manera abismal y el principal problema de esta tasa de crecimiento es que, más de 30 millones de toneladas de plástico llegan a ríos y mares, convirtiéndose en basura flotante.

Es fascinante el número de productos plásticos que utilizamos a diario, que están presentes en nuestra cotidianidad -y que quizá- por desestimar sus efectos, mantenemos sin tomar las medidas adecuadas de reciclaje.

Vemos como continuamente la naturaleza y los animales se ven afectados por este material, pero no nos detenemos a pensar seriamente en las consecuencias de ingerir plástico.

El plástico es en la actualidad, una de las principales amenazas de la vida silvestre, de los ecosistemas y finalmente, del bienestar de los seres humanos.

Cifras que reflejan la contaminación ambiental por plástico

Cifras que reflejan la contaminación ambiental por plástico

Cuando se presentan cifras que muestran nuestra realidad actual, se hace para exponer las consecuencias de nuestro comportamiento y cómo amenaza al medio ambiente.

Buscamos desnudar el inminente colapso al que nos enfrentamos por no establecer políticas ni acciones que garanticen detener -desde el origen- la contaminación por plástico.

Desde el año 2000, la cantidad de plástico producido ha mantenido una curva ascendente sostenida que parece no parar, ni tiene intensiones de disminuir.

Expertos aseguran que para el año 2030, las emisiones de CO2 provenientes de la elaboración del plástico tendrán un incremento del 50%, mientras que las emisiones de CO2 provenientes de la incineración de plástico se triplicarán en relación a los valores actuales, esto debido a la falta de gestión del tratamiento residual.

Luego de estudiar el impacto del plástico sobre la fauna marina, se ha determinado que más de 270 especies marinas tienen posibilidad de morir enredadas en desechos de plástico y más de 240 especies lo consumen con regularidad.

Evita el consumo de plástico

Evita el consumo de plástico

Los efectos perjudiciales de comer plástico son conocidos a nivel mundial, demostrando que el plástico es una amenaza para el medio ambiente y la salud de los seres vivos.

Mantener un medio ambiente libre de contaminación no es trabajo fácil, sin embargo, al promover proyectos que gestionen una nueva forma de preservar el entorno natural y la diversidad biológica se crea conciencia sobre la importancia de reducir los niveles de contaminación en el mundo.

Desde las organizaciones ecologistas se hacen llamados a otras instituciones, empresas y gobiernos para que se tomen las acciones necesarias para detener el desastre, pero los esfuerzo no son suficientes, cuando los hay.

Sin duda, el cambio puede -y debe- venir de nosotros.

Hace algunos días, publicamos un artículo en nuestro blog titulado 10 formas de vivir sin plástico en 2020, donde te damos algunos consejos para que evites el consumo de plástico y comiences el cambio.

Otra de las recomendaciones es utilizar productos ecológicos, como los que se encuentran en Greenuso, nuestra tienda online. Fabricados con productos respetuosos con el medio ambiente y con diversas características, todas con el enfoque de no generar huellas negativas en el planeta.

El cambio está en tus manos. Es momento de tomar partido, ser responsable, diferenciarte del resto y consumir con respeto al medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *