fbpx

10 formas de vivir sin plástico en 2020

10 formas de vivir sin plástico en 2020

Estamos iniciando un nuevo año y, a su vez, una nueva década.

La contaminación por efectos del plástico, aún no ha llegado a su punto de no retorno. Estamos cerca, pero todavía es reversible.

Todo cambio general inicia en el cambio personal, por eso, te ofrecemos una guía esencial para que inicies este camino.

Aquí te damos a conocer 10 formas para comenzar a vivir sin plástico o -al menos- comenzar a virar la nave, de forma que disminuyas su consumo.

Como de costumbre, son consejos prácticos, sencillos y alcanzables por cualquier persona que desee -de forma sincera- cambiar sus hábitos de consumo y apoyar al planeta cuando más nos necesita.

Vías para vivir sin plástico de forma fácil

Vías para vivir sin plástico de forma fácil

Para muchos, el plástico es un material que no afecta al ambiente y, de forma errónea, piensan que su alta producción favorece al planeta en muchos aspectos.

La realidad, comprobada por distintos estudios científico, el plástico es uno de los materiales que dura más tiempo en degradarse, lo que lo hace un contaminante de mucho cuidado.

Un objeto, al que le damos una utilidad de cinco minutos -como una pajilla- tarda hasta unos 800 años en descomponerse, incluso más si las condiciones son favorables para su lenta desintegración.

Además, muchos de los productos hechos con plástico, incluso de tamaños microscópicos, terminan en mares, ríos y lagos, lo que ocasiona diversos problemas en el ecosistema acuático.

Esto, sin contar que a diario se produce la muerte de miles de especies que hacen vida en el ecosistema acuático, colocando algunas al borde de la extinción.

Y es por eso que nos parece importante promover un consumo consciente de los productos fabricados con plástico.

Veamos cuáles son las diez vías para lograr vivir sin plástico.

Reducir, reutilizar y reciclar

Reducir, reutilizar y reciclar

Cambiar a un estilo de vida donde las tres “R” estén presentes es un proceso que hay que realizar de manera progresiva, de forma que no reacciones de manera negativa al cambio. 

Si sólo te deshaces de todos tus productos plásticos, sin fijarte en si puedes darle otro uso, seguirás contribuyendo a la contaminación del ecosistema.

La idea es comenzar a darle un nuevo uso, apuntando a medianos y largos plazos, de todos los productos de plástico que tenemos en casa.

Por ejemplo, esa caja de plástico donde te vino algún producto, puedes darle una segunda vida utilizándolo como costurero o caja de colores de tus pequeños.

Debido a su amplia distribución, te encontrarás que vivir sin plástico requiere mucha faena, debes tener paciencia y mucha imaginación para encontrar opciones.

La próxima vez que vayas de compras, no tires todo al carro del automercado, sé consciente de lo que estás comprando y busca alternativas desde el momento de la compra. Así todo será más sencillo.

Las pequeñas acciones, como dejar el uso de productos desechables, pueden impulsar grandes metas en el cuidado de nuestro planeta. 

Bolsas de tela

Bolsas de tela

Uno de los objetos hechos de plástico que más tarda en descomponerse son las bolsas. Se estima que su descomposición puede tomar unos 800 años.

Cuando vayas a realizar alguna compra, pequeña o grande, lo mejor es llevar bolsas de telas reutilizables.

Además de no contaminar el ecosistema, tienen una capacidad mayor a las bolsas de plástico y son más cómodas de transportar.

Otro punto a favor es la resistencia superior que ofrece una bolsa de tela.

Puedes tener varias bolsas, dejando una para cada tipo de alimento, lo que te permitirá hacer una compra ordenada y en sintonía con las necesidades del planeta.

Adoptando esta medida podrás, con orgullo, rechazar las bolsas que te ofrecen en los supermercados, indicando que no las necesitas, pues utilizas bolsas de tela.

Recuerda que, en la actualidad, las bolsas de plástico se cobran. Entonces, además de apoyar al medio ambiente, contribuirás con la economía familiar.

Cristal: Material ideal para preservar o almacenar alimentos

Cristal: Material ideal para preservar o almacenar alimentos

Los frascos o envases de cristal que tengas en tu casa son el contenedor ideal para mantener tus alimentos frescos, incluso en el refrigerador.

Al utilizar estos envases no tienes que gastar tu dinero en bolsas de cierre hermético que se deterioran con el tiempo y debes desechar, sin saber que esa bolsa puede tener como destino alguna parte del ambiente.

Los envases donde viene la mermelada que te gusta o donde viene la pasta de tomate con la que cocinaste el almuerzo, pueden lavarse, esterilizarse y volver a utilizarse.

Dependiendo del tamaño del frasco puedes guardar salsas, encurtidos, vegetales picados e incluso hasta cereales, como el arroz y las lentejas.

Los frascos y envases de cristal son un excelente aliados para todos los que desean vivir sin plástico, pero sin alterar su dinámica ni perder comodidad.

Servilletas de tela para envolver tus comidas para llevar

Servilletas de tela para envolver tus comidas para llevar

El papel film, esa envoltura de plástico que parece estar en todos lados, puede ser eliminada de tu cocina.

De hecho, hace unos años atrás, este tipo de envoltura no existía.

Pero ¿Cómo hacer con las comidas para llevar o meriendas de los pequeños de casa?

Para envolver los desayunos o las meriendas, tanto de tus hijos como la que te llevarás al trabajo, puedes utilizar un elemento muy elegante, económico y respetuoso con el medio ambiente.

Las servilletas de tela son ideales para sustituir el papel film. No ocuparán mucho espacio en tu cocina, puedes lavarla las veces que desees y continuar con su uso.

Las servilletas de tela contribuyen con el medio ambiente y son un sustituto ideal para las envolturas de plástico y también el papel de aluminio.

Este es un paso sencillo para vivir sin plástico, podrás adoptarlo y acostumbrarte en unos pocos días.

Implementos para hacer la compra

Implementos para hacer la compra

Para vivir sin plástico debemos cambiar nuestros hábitos de consumo, pero son cambios que se deben dar en varias direcciones.

Por ejemplo, uno de los consejos es comprar en locales o abastos donde vendan alimentos a granel.

Cuando vayas a comprar, llévate tus envases de cristal reciclados, pide que te coloquen la compra en ellos y no en bolsas plásticas.

En caso de ir a la pescadería o carnicería, puedes llevar contigo tus envases. Al momento de servir, pides a la persona que te atiende que coloque tus compras en los envases.

Puedes hacer lo mismo con los quesos y embutidos.

Además, ganarás más tiempo. Llevarás con las compras muy bien organizadas en cada envase reciclado. Solo te quedará almacenar de forma correcta, según sea el caso. 

¿Podemos vivir sin plásticos en el baño?

Podemos vivir sin plásticos en el baño

El plástico está presente en una gran variedad de productos.Más de los que podemos imaginar.

El sector alimentación es el principal demandante de plástico, un material muy utilizado en diversas etapas de la producción alimentaria.

Otro gran consumidor de plástico es el sector de la belleza y el cuidado personal.

Desde el envase hasta el producto, contienen plásticos entre sus ingredientes. Otros, como la industria del maquillaje, hace un uso excesivo de microplásticos.

En el baño, sin embargo, contamos con muchos sustitutos de primer nivel con las prestaciones ideales para que no sientas que estás perdiendo terreno en la batalla personal contra el plástico.

Por ejemplo, para el cepillado de tus dientes puedes reemplazar el típico cepillo de plástico -que desechas cada seis meses- por un cepillo de bambú.

Otro producto que puedes cambiar es el cepillo o peine que utilizas para tu cabello. Hay productos de madera, de alta calidad y ecológicos.

En cuando a los productos de higiene personal que -en su mayoría- se venden en envases de plástico, también son foco de nuestra pequeña cruzada personal por erradicar el plástico de nuestra vida. 

Los envases de ese tipo de productos los puedes reutilizar para adquirir productos para el mismo uso o usos diferentes, tanto en tiendas a granel como otro tipo de tiendas de tu ciudad.

Hay marcas de jabón, con conciencia ecológica, que emplean paquetes biodegradables para presentar sus productos, en lugar del plástico que -por tradición- se emplea para envolver la pastilla de jabón o la caja que lo contiene.

Para la higiene femenina, existen múltiples sustitutos de las toallas sanitarias y los tampones desechables.

Entre ellos productos como las compresas de tela reutilizables y la copa menstrual, que luego de usarlas se pueden lavar, bajo ciertas indicaciones, y seguirlas utilizando.

Como vez, el plástico está en muchas etapas de nuestra vida diaria, pero también tenemos sustitutos para la mayoría de sus usos.

Llévate la bolsa si vas a la panadería

Llévate la bolsa si vas a la panadería

Para cuando vas a comprar pan la mejor alternativa es llevar tu bolsa de tela o reutilizable. Puedes guardar el pan, también las otras compras que hagas.

Son totalmente favorables para el ambiente porque puedes lavarlas y seguirlas utilizando, y son mucho más resistentes que reutilizar las bolsas de papel que pueden romperse con facilidad.

Compra en grande y evita los tarros pequeños

Compra en grande y evita los tarros pequeños

Cuando hagas compras de elementos básicos como agua o aceite, trata de comprar en grandes cantidades y rellena los frascos que tengas en casa.

De esta manera, no se desechan tantos envases plásticos que -por mal manejo del desecho- terminan en aguas de mares y ríos, esperando durante siglos por su desintegración total.

Esta es una opción económica y con la que puedes medir cuál es tu consumo de estos productos.

Si amas el café, también amarás este consejo

Si amas el café, también amarás este consejo

A diario, miles de vasos de plástico son desechados luego de 10 minutos de uso y su contribución a la contaminación es muy alta, sobre todo por su largo proceso de descomposición.

En vista de esa realidad, muchas empresas han apostado al cambio de vasos de plástico por modelos de cartón.

Cada vez que vayas a comprar un café, lleva contigo un termo o una taza para no tener que utilizar los vasos de plástico. 

En la actualidad, existe una gran variedad de termos no contaminantes -que van desde el bambú hasta el acero inoxidable- donde puedes beber tu café habitual.

Helado en conos: Ecológico y más sabroso

Helado en conos: Ecológico y más sabroso

Comer una porción de helado es más contaminante de lo que crees.

Desde la tarrina hasta las cucharillas, que utilizamos con normalidad en heladerías y cafeterías, son hechas de plástico.

Por ello, es recomendable comer helados en cono. Además de disfrutar del sabor de tu helado favorito, puedes comerte el cono hecho con galleta.

En algunos lugares te dan una cucharilla para que puedas comer tu helado con facilidad, por ello no la aceptes cuando te la ofrezcan.

Recuerda que solo tardarás 15 minutos en usar esa cucharilla para comer un helado, luego tardará siglos hasta desaparecer del planeta.


Greenuso, el sitio que estabas buscando

¿Imaginas una tienda donde puedas comprar todo lo que necesitas para vivir sin plástico?

Suena a utopía, pero es una realidad.

Desde la tienda online de Greenuso, podrás adquirir cualquiera de nuestros productos ecológicos.

Bolsas compostables o biodegradables, productos reutilizables, variantes de bambú a diversos productos, vajillas ecológicas, pajillas de cartón o bambú, son algunos de los productos que componen nuestra tienda en línea.

Si eres una empresa u organizador de eventos, te invitamos a consultar el servicio de personalización de piezas.

Lleva tu organización a un nivel soñado, demostrando a cada invitado a un evento, que está organizado con profesionalismo.

Si tienes alguna duda, te invitamos a visitar greenuso.com y conocer todo lo que tenemos para ti y tu negocio.

También puede consultar o despejar cualquier duda, a través del sistema de atención de nuestra tienda online.

El sistema de atención, monitoreado por sus propios desarrolladores, permitirá que conozcas todos los detalles del producto que deseas comprar.

Ahora es tu turno, cuéntanos cuáles son tus alternativas para vivir sin plástico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *