fbpx

Tipos de vertederos: Cuáles son y para qué sirven

Tipos de vertederos: Cuáles son y para qué sirven

Los desechos que generamos cada día van a parar a los diversos tipos de vertederos que existen. La primera estación son los contenedores que están cerca de casa, luego son llevados a plantas de reciclaje o pueden ser trasladados a un vertedero.

Estos vertederos tienen varias características y normas, siempre buscan evitar que la basura que se deseche influya de forma negativa en el medio ambiente.

Quédate con nosotros y conocerás cuáles son los tipos de vertederos que existen, sus características, las normas sobre vertederos y el impacto que generan en el medio ambiente.

¿Qué son los vertederos?

¿Qué son los vertederos?

Los vertederos o rellenos sanitarios son los espacios que, por lo general, se localizan en las afueras de la ciudades. En ellos se depositan los desechos de los contenedores que se generan en cada una de las comunidades de un país.

Son depósitos diseñados de forma superficial o subterránea para ser utilizados como un almacenamiento temporal o incluso permanente de los desechos. Además, dentro de estos espacios se encuentran zonas de eliminación de residuos.

Tipos de vertederos

Tipos de vertederos

La basura que se tira en los vertederos queda allí almacenada por un tiempo considerable.

Al tener un varios desechos juntos -en un mismo espacio- se descomponen lento. Esto se debe a que no tienen la cantidad de oxígeno necesario o altos niveles de humedad, factores que aceleran la descomposición.

Gracias a eso es más sencilla la tarea de enterrar los residuos en los lugares donde están situados los vertederos.

Veamos los distintos tipos de vertederos existentes en todo el mundo.

Vertederos clandestinos o incontrolados

Son lugares en los que las personas deciden arrojar sus desechos, sin permisos de algún ente perteneciente al gobierno.

Se ubican en zonas baldías, sumideros, barrancos o terrenos llanos que estén un poco lejanos de las zonas en donde se construyeron las viviendas o zonas urbanizadas.

Este tipo de vertedero se origina por personas que no desean gastar dinero al desechar basura y por personas de pequeñas localidades que no cuentan con un servicio frecuente de gestión de residuos.

A pesar de estar alejados de las personas que allí habitan, ocasionan graves problemas ambientales y sanitarios.

Como algunos ejemplos, se encuentran la contaminación del agua por lixiviados y la aparición de moscas capaces de transmitir bacterias que enfermen a los pobladores.

Vertederos oficiales o controlados

Son espacios que han sido evaluados bajo aspectos económicos, ambientales y sociales por el Ministerio y las agencias encargadas para funcionar como vertedero.

En comparación con los vertederos incontrolados, estos espacios son regulados por una serie de normas y controles determinados por las autoridades sanitarias que lo manejan.

Con estos vertederos se contienen y se eliminan los residuos difíciles o imposibles de reutilizar, para evitar que tengan contacto con el medio ambiente y contribuyan con la contaminación.

Aunque no tengan la materia prima necesaria para fabricar nuevos productos, al mantener la basura en los vertederos se almacenan los gases producidos durante la descomposición que pueden ser utilizarlos en otras actividades.

Características de una zona de vertido oficial

Características de una zona de vertido oficial

Las características de un vertedero oficial dependen de su método de gestión, las propiedades de la tierra en la que se va a construir y la distancia que exista con zonas con viviendas.

Para que este tipo de vertederos tenga la capacidad de contener los residuos, debe contar con:

Limpieza

En esta etapa se limpia la zona al eliminar árboles, arbustos o matorrales que no permitan el paso de la maquinaria y los equipos necesarios en el vertedero.

El terreno debe quedar limpio y sin vegetación.

Acondicionamiento

Dependiendo de la capacidad del vertedero que se vaya a realizar, el personal debe trabajar en la tierra para conseguir las medidas adecuadas y comenzar a impermeabilizar el terreno.

La impermeabilización evitará que los desechos se filtren a la tierras y contaminen las aguas subterráneas.

Accesos de entrada y salida

Es importante construir canales peatonales y de doble vía para que los camiones con los desechos los depositen con facilidad en el vertedero.

Dentro de lo posible, deben tener accesos amplios que no interrumpan la carga y descarga de cualquier tipo de desechos.

Seguridad

En la entrada de los vertederos, se construye un cuarto de seguridad en el que un guardia llevará el control de las personas que ingresan y salen del lugar.

Además, se colocarán vallas eléctricas o con púas para que ningún animal o persona se salten las cercas que protegen el vertedero.

Servicios

Los vertederos deben contar con servicios básicos de luz, agua y teléfono.

Además, deben tener baños dentro de las instalaciones para los trabajadores del vertedero y también deben contar con un botiquín de primeros auxilios en caso de tener algún accidente.

Red de tuberías

Es necesario el alcantarillado y las redes de tuberías alrededor del vertedero para evitar que el agua de lluvia genere los lixiviados.

Asimismo, en el fondo del vertedero deberá existir una red de alcantarillado que drene cualquier líquido que pueda permanecer allí estancado.

Pantalla verde

Todos los tipos de vertederos deben tener plantas, tierra y árboles en los alrededores del espacio.

De esta forma, se imposibilidad que las personas no observen el proceso del tratamiento de los desechos y permite reducir el olor producido por la basura.

Contaminación generada por la creación de los vertederos

Con destino a los vertederos, se realizan envíos de camiones con desechos orgánicos y cualquier tipo de material que no tenga la capacidad de ser reciclado.

Durante el proceso de descomposición de los desechos, se generan lixiviados que transportan las sustancias tóxicas que contengan las basuras del vertedero y que tienen la capacidad de contaminar las aguas subterráneas que se encuentren en sus alrededores.

Como en algunos vertederos la basura se entierra y se descompone bajo tierra, se generan grandes cantidades de gases como el dióxido de carbono, el benceno, el metano o el tricoloetileno.

Estos gases tienen un impacto negativo en el cambio climático. Entre sus graves consecuencia se encuentra la contribución en el efecto invernadero.

Si ocurren incendios accidentales en los vertederos se liberan a la atmósfera gases tóxicos y productos clorados como las dioxinas, que ha sido declarado como un agente cancerígeno por la Organización Mundial de la Salud.

Aunque cada vez se tomen más medidas para reciclar la mayor cantidad de materiales que se encuentren entre los residuos, los vertederos son necesarios para eliminar aquellos que no pueden ser procesados.

Para reducir la contaminación ambiental es necesario construir vertederos en zonas aisladas y en las que los desechos ni los lixiviados entren en contacto con el ecosistema.

Asimismo, para que los vertederos no generen impactos negativos y contaminación, es una buena estrategia la implementación de sistemas de tuberías para almacenar el biogas que se genera con la descomposición de los desechos orgánicos.

Legislación sobre los vertederos

Legislación sobre los vertederos

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Resto Demográfico ha desarrollado una Directiva Marco de Residuos y la Ley 22/2011 en la que se expresa que los vertederos forman parte de las últimas opciones en la gestión de la basura.

Esta legislación también fue creada para evitar la contaminación del medio ambiente, los cuerpos de agua, el origen de sustancias nocivas, los incendios forestales o la propagación de enfermedades.

Es por ello que los vertederos sólo son utilizados para eliminar aquellos residuos que no sean reciclables ni reutilizables, luego de haberles realizado un tratamiento para reducir su tamaño.

Los vertederos controlados u oficiales son los únicos permitidos dentro del territorio nacional ya que sus suelos están impermeabilizados, tienen tuberías para recoger el biogas que se produce y cuentan con sistemas de conducción de lixiviados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *