fbpx

Tipos de plástico: conoce a tu enemigo

Tipos de plástico: Conoce a tu enemigo

Cada tipo de plástico presenta una amenaza para el medio ambiente, no solo por su densidad o posibilidad de hacer daño sino por la cantidad de productos que se pueden hacer con este materia.

Sin lugar a dudas, el plástico es un material importante para las industrias y en la vida cotidiana, con un sinfín de utilidades. El problemas está en la cantidad de plástico que consumimos y tiramos.

A pesar de que fue descubierto alrededor del año 1860, se comenzaron a elaborar productos con ese material entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Su proceso de obtención viene de la extracción de resinas y otras sustancias que forman parte del petróleo, para aplicarles un proceso de polimerización.

Este material es famoso por sus cualidades de maleabilidad, por no ser pesado, su funcionalidad como aislante térmico, su impermeabilidad y ser un material económico.

Con el tiempo se han desarrollado distintos tipos de plásticos, que se adaptan a las necesidades de cada empresa y los productos que de fabrican a partir de esta materia prima.

Algunos plásticos pueden clasificarse como compostables, siendo los menos dañinos para el medio ambiente. Hay otros que es preferible que sean reciclados.

Sin embargo, hay algunos tipos de plástico que no se pueden reciclar, sobre todo cuando son mezclados con otros tipos de productos, para obtener una materia prima diferente.

Sigue leyendo y conoce más sobre los tipos de plástico que existen, así como también las ventajas que ofrece y las desventajas que tiene su uso.

Tipos de plástico y su identificación

Tipos de plástico y su identificación

Desde su descubrimiento, se han desarrollado distintos tipos de plásticos. Cada uno de ellos, debido a su composición, tienen funcionalidades diferentes, así como también varia el impacto en la sociedad y el medio ambiente.

Hay plásticos que pueden ser reutilizados y reciclados, otros que se utilizan para hacer compost y otros que tienen un método de desecho especial porque contribuyen con el incremento de la contaminación.

Es por ello que se creó un código de identificación de plástico o la resina, que funciona a nivel internacional y es utilizado por las industrias.

Su función principal es informar a las empresas sobre los materiales que componen a cada tipo de plástico y la contaminación que ocasionan al medio ambiente.

El código de identificación del plástico está compuesto por siete tipos de plástico. Cada uno de los tipos se identifica al colocar los números del uno al siete dentro de triángulos de Möbius, que representan el reciclaje.

El plástico tipo 1 y 7 tienen que reciclarse con cuidado, los tipos 2, 4 y 5 son seguros y fáciles de reciclar, y los tipos 3 y 6 son plásticos dañinos.

Polietileno tereftalato

El polietileno tereftalato -mejor conocido como PET- se obtiene al procesar etilenglicol o ácido tereftálico a través de un método llamado policondensación.

Es utilizado para fabricar botellas que se destinarán a almacenar diversos tipos de bebidas, gracias a que no permite la entrada del oxígeno luego de cerrada y permiten ver el contenido de la botella porque son transparentes.

Este tipo de plástico no genera altos costos durante el proceso de reciclaje, así que es una opción viable para las empresas, sobre todo las de ventas masivas de bebida, como las empresas de gaseosas o refrescos.

Con el reciclaje de este plástico se pueden fabricar nuevas botellas o se pueden generar fibras que se utilicen en la elaboración de cuerdas, sacos de dormir, almohadas y alfombras.

Polietileno de alta densidad

El segundo tipo de plástico es el polietileno de alta densidad o HDPE, que se obtiene utilizando el etileno. Es resistente, versátil para almacenar líquidos y soporta altas temperaturas.

Para transformar este plástico en cualquier producto se utilizan los métodos de soplado, rotomoldeo, extrusión e inyección.

Con este plástico se fabrican los envases que contienen alimentos como aceites, leche y jugos, o productos destinados a la limpieza, como el detergente o aceite para vehículos.

A partir del reciclaje del polietileno de alta densidad se obtienen nuevos envases, macetas, recipientes para almacenar alimentos o contenedores para tirar desechos.

Cloruro de polivinilo

El policloruro de vinilo o PVC es un tipo de plástico que se obtiene al combinar etileno con cloro, que luego se convertirá en cloruro de vinilo.

Sometiendo el cloruro de vinilo a una polimerización, es que finalmente se obtiene el cloruro de polivinilo.

Para fabricar productos con este material, es necesario mezclar con aditivos que le otorguen propiedades flexibles o rígidas, dependiendo del producto final que se vaya a fabricar con esta materia prima.

Es un tipo de plástico resistente y que no pesa. Sin embargo, está clasificado como un plástico tóxico por su proceso de fabricación.

Con el PVC se elabora material médico, tubos, instrumentos de construcción e incluso zapatos.

Su proceso de reciclaje es engorroso y tóxico, por lo que es realizado con poca frecuencia dentro de las industrias.

Polietileno de baja densidad

Otro de los tipos de plástico es el LDPE o polietileno de baja, para el cual se produce con gas natural.

Es un material maleable que se procesa bajo los mismos métodos que el polietileno de alta densidad: extrusión, soplado, rotomoldeo e inyección.

Además, es famoso en las empresas por su bajo costo, su elasticidad, su transparencia y resistencia.

Se usa para fabricar bolsas, plásticos envolventes y aislantes. De igual forma, se pueden volver a elaborar esos productos con el material reciclado.

Polipropileno

El polipropileno es un termoplástico elaborado al polimerizar el propileno. Es un plástico duro, resistente al calor y que no es pesado.

Se utiliza para fabricar envases que contienen yogur, tapas de envases, utensilios, pajillas, envoltorios o tapas para botellas.

Es un plástico que puede ser sometido a un proceso de reciclaje con el que se elaboran las cajas que contienen los acumuladores de los coches, vigas y tuberías.

Poliestireno

El poliestireno es un plástico que se divide en dos tipos: el poliestireno cristal y el poliestireno de alto impacto.

El poliestireno cristal proviene del petróleo, se caracteriza por ser brillante y transparente como el cristal. Se utiliza para la fabricación de vasos y botellas irrompibles.

Por otra parte, el poliestireno de alto impacto se obtiene de las oclusiones de polibutadieno, que permite que sea un plástico resistente y maleable.

Además de esas características, es un plástico utilizado con frecuencia en las construcciones por su cualidad aislante.

Con el poliestireno se fabrican tubos, duchas, tazas y bandejas.

Es un material complicado de reciclar, porque es necesario una gran fuente de energía calórica para poder reducirlo.

Otros plásticos

El resto de los plásticos que existen se engloban dentro de esta categoría porque no se sabe qué tipos de plásticos se utilizaron en su fabricación o si se combinaron.

Dentro de esta categoría también se encuentran unos tipos de plástico no tan frecuentes, como los bioplásticos, los plásticos termoestables y los termoplásticos.

Los bioplásticos son elaborados con materiales naturales y pueden ser utilizados como compostables. Por lo general, son elaborados con el bagazo de la caña de azúcar o con almidón.

Por otra parte, los plásticos termoestables son aquellos que sólo tienen una oportunidad para moldear productos. Al no poder derretirlos, no son capaces de reciclarse.

Y, por último, los termoplásticos son un material que se derriten con facilidad y se endurecen al instante, apenas se enfrían. Esto permite que sea sencillo su reciclaje y que sea indefinido.

Ventajas del uso del plástico

Ventajas del uso del plástico

La principal ventaja es la diversidad de productos finales que se pueden realizar con los distintos tipos de plástico, se pueden fabricar los productos que se deseen y su dureza dependerá del plástico utilizado.

Gracias a su cualidad de ser un aislante de electricidad, se suelen utilizar para fabricar productos con plástico, como cables, interruptores, cintas aislantes o fusibles.

Aunque exista una gran variedad de materiales para elaborar objetos, la mayoría de las empresa considera al plástico como uno de los mejores, decisión que se basa en sus bajos costos de adquisición y de producción.

Asimismo, los productos obtenidos con plástico duran muchos años, alguno de ellos con la capacidad de ser reutilizados o reciclados para crear nuevos productos.

Desventajas del uso del plástico

Desventajas del uso del plástico

La principal desventaja que tiene la utilización de plásticos en una gran parte de los productos que utilizamos a diario es la disposición que le damos a los desechos que generamos.

El plástico tarda un aproximado de 150 años en degradarse y se conserva durante ese tiempo en los vertederos o en los ecosistemas.

En la mayoría de los casos, el plástico no desaparece o se degrada, se descompone en minúsculas partículas -conocidas como microplásticos- que termina colándose en diversos tipos de ecosistemas.

Al formar parte de los ecosistemas por ser mal desechados, mueren miles de especies vegetales y animales. También causan contaminación en el aire, los cuerpos de agua y la tierra.

El proceso de extracción de los componentes del plástico provenientes del petróleo ocasiona grandes daños al medio ambiente, como la emisión de gases de efecto invernadero.

Si se realiza el reciclaje del plástico, no debe combinarse porque significa mayor trabajo a las máquinas y se obtiene un plástico deficiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *