fbpx

Qué son los microplásticos

microplasticos

¿Sabes qué son los microplásticos? Aunque existen desde hace décadas, desde los últimos años los científicos y la sociedad en general han comenzado a prestar una mayor atención. Por eso, desde Greenuso hemos preparado este post para hablarte al respecto.

Estas partículas sintéticas están por todas partes y representan una amenaza para la fauna, sobre todo para los animales acuáticos. Además, pueden venir incluidas en algunos de los alimentos que ingerimos, por lo que muchos se preguntan si también podrían afectarnos. ¿Te interesa? ¡Vamos allá!

¿Qué son los microplásticos?

Los microplásticos son pequeñas partículas de plástico con un diámetro inferior a los 5 mm. Vienen de fábrica con tal tamaño o se originan a partir de la fragmentación de objetos de plástico más grandes.

Pueden tener diversas formas, colores y composiciones químicas pues no todos los productos de plástico son iguales. Algunos están elaborados con PP, otros con PET, los hay de HDPE y así sucesivamente.

Generalmente, vienen con diversos aditivos como pigmentos, endurecedores, estabilizadores UV, entre otros.

Tipos de microplásticos

Existen dos tipos de microplásticos según el origen que tengan:

Microplásticos primarios

Son aquellos microplásticos fabricados originalmente con su pequeño tamaño por el hombre. Incluyen los granulados, polvos y abrasivos de plástico utilizados industrialmente y/o en el hogar.

Entre ellos se destacan las microesferas o microperlas, pequeñas partículas plásticas y esféricas que vienen en ciertos productos cosméticos y de limpieza. Estas se encuentran en cremas exfoliantes, pastas de dientes, detergentes, entre otros.

Microplásticos secundarios

Se originan debido a la degradación de piezas de plástico más grandes. Buena parte viene de los desechos plásticos que han terminado en el medio ambiente. Estos desechos se fragmentan en pedazos más pequeños al ser sometidos a agentes como el oleaje, el calor, el sol y el viento.

Por su parte, los neumáticos también liberan esta clase de partículas debido al roce con el asfalto. Igualmente, los textiles sintéticos desprenden fibras pequeñas que entran dentro de esta categoría.

Contaminación ambiental por microplásticos

La contaminación ambiental por microplásticos es muy grave. Estas partículas son prácticamente omnipresentes, puedes encontrarlas tanto en las ciudades más pobladas como en los recónditos polos de la Tierra. Al ser tan pequeñas, su transporte no resulta nada complicado.

Pero, ¿cómo pueden llegar a zonas tan remotas o aisladas como la Antártida? Se ha determinado que los microplásticos pueden viajar no solo a través del agua sino también por vía atmosférica. Así lo demuestra un estudio titulado Atmospheric transport and deposition of microplastics in a remote mountain catchment, publicado en la revista Nature Geoscience en abril del 2019.

Por su parte, los microplásticos en los océanos causan gran preocupación. Cada año llegan al mar entre 5 y 13 millones de toneladas de plástico, que con el tiempo se va fragmentando en trozos más pequeños. A esto se suman microplásticos producidos en tierra que viajan a través de las corrientes de agua o el drenaje, generalmente las depuradoras no pueden filtrarlos.

Tras sucesivas investigaciones se ha encontrado que muchos animales consumen microplásticos, siendo la fauna acuática una de las más afectadas. Pueden comerlos de forma voluntaria, al confundirlos con alimento, o involuntaria, al ingerirlos inconscientemente.

microplastico en alimentos

Estas partículas terminan estancandose en el intestino de estos individuos causando falta de apetito, lo que inhibe el crecimiento y la productividad. De hecho, algunos mueren porque dejan de comer al tener el estómago lleno de plástico.

Microplásticos en alimentos ¿Corre riesgo nuestra salud?

Desafortunadamente, estudios han corroborado la presencia de microplásticos en el interior de diversos animales acuáticos de consumo humano como mejillones, camarones y variados peces.

También, pueden encontrarse en otros alimentos y bebidas: sal de mesa, miel, agua, cerveza, entre otros. Incluso, podemos inhalarlos a través del aire que respiramos.

La pregunta obvia es: ¿los microplásticos son nocivos para los humanos? Resulta difícil responder a esa interrogante porque no todos los plásticos tienen la misma composición química, ni actúan igual bajo distintas condiciones físico-químicas. Además, sus características pueden alterarse al ser ingeridos, metabolizados y excretados por los seres vivos.

Sin embargo, sabemos que algunos tipos de plásticos y ciertos aditivos contenidos en ellos se consideran disruptores endocrinos. Además, algunos contaminantes depositados en el mar como los metales pesados se adhieren a los microplásticos.

No obstante, aún queda mucho por investigar al respecto. Los científicos siguen trabajando para saber si estas partículas son nocivas para nosotros, y en caso de que lo sean, qué cantidad podríamos ingerir sin sufrir daño.

Ahora bien, luego de conocer qué son los microplásticos, dónde se encuentran y el riesgo que representan, seguro has tomado mayor conciencia al respecto. En Greenuso te animamos a reciclar y hacer todo lo que esté en tus manos para formar parte de la solución y no del problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *