fbpx

7 trampas para moscas caseras que son efectivas

7 trampas para moscas caseras que son efectivas

Vamos a ser sinceros: las moscas son asquerosas pero también muy peligrosas para nuestra salud. Invertir tiempo en la construcción de trampas caseras para moscas es una de las mejores ideas que puedes tener.

Las moscas son animales molestos y difíciles de controlar. Su peligrosidad se debe a que no podemos controlar, y menos saber, dónde estuvieron posadas antes de aterrizar en la comida que te estás comiendo.

Estos insectos son atraídos por la basura, comida en putrefacción, heces, aguas sucias, pero también les llama la atención la comida recién preparada, los zumos, bebidas calientes, es decir, son capaces de pararse en cualquier cosa que les provea comida.

Se estima que un millón de bacterias encuentran en la mosca común un vehículo perfecto para su propagación.

Podríamos seguir dándote razones para que construyas tus trampas caseras para moscas, pero estamos seguros que estás aquí porque conoces la importancia de controlar esta plaga de forma certera.

Con materiales caseros, fáciles de encontrar y a muy bajo coste, descubre las formas más eficaces de hacer trampas para moscas y despídete de este insecto volador.

Trampas para moscas con botellas

Trampas para moscas con botellas

Esta es una de las más sencillas y rápidas de hacer.

Toma una botella de plástico, marca unos cinco dedos a partir de la boca y córtala, como resultado deberías tener un embudo de plástico.

Ahora, acopla el embudo con el cuerpo de la botella que acabas de cortar. La parte menos ancha debe quedar dentro de la botella cortada.

Si deseas guindar la botella, con la ayuda de un clavo caliente, abre cuatro agujeros en la botella y el embudo. Por cada hueco, pasarás un trozo de cordón para que puedas colgarla y colocarla en cualquier espacio sin que moleste.

Antes de pasar los cordones para guindar la trampa para moscas deberás colocar el cebo con el que llamarás su atención.

Calienta un poco de agua y agrégale azúcar. Revuelve hasta que el azúcar se disuelva por completo.

Cuando el agua azucarada esté tibia, agrégale una cucharada de levadura. Remueve hasta que se diluya toda la levadura.

Vierte el contenido en la botella y tápalo con el embudo como te habíamos dicho, con la parte más estrecha hacia dentro de la botella que cortaste.

Al poco tiempo, comenzará a reaccionar la levadura y se generará dióxido de carbono, un olor que atraerá las moscas hasta la trampa.

Entrarán por el embudo, pero no encontrarán la forma de salir, cayendo muertas dentro de una de las trampas para moscas más efectivas que existen.

Si no tienes levadura, puedes hacer esta misma trampa para moscas, pero colocando un poco de estiércol en el interior de la botella. También puedes probar con frutas y vegetales, llamarán la atención de las moscas hasta que se descomponga en tu trampa.

Bolsa transparente llena de agua

Bolsa transparente llena de agua

Algunas de las trampas para moscas, de eficiencia comprobada durante años, no tiene una explicación que satisfaga. Sin embargo, se siguen utilizando y las moscas terminan huyendo de ellas.

Un ejemplo claro de esto son las bolsas transparentes llenas de agua.

Es muy sencillo, coge una bolsa transparente, llénala hasta la mitad de agua y sujétala para evitar que se salga el líquido.

Fabrica varias de esta trampas para moscas y cuélgalas en distintos sitios de tu casa. Puede ser cerca de las ventanas, en la cocina y el comedor.

Muchas personas dicen que las moscas, al verse reflejadas en las bolsas, pero con una dimensión mucho mayor a la real, salen despavoridas de miedo.

Esta versión parece verse validada cuando se comenzaron a utilizar CD colgados en distintas zonas de las casas. Obteniendo el mismo resultado que las bolsas de agua, las moscas dejan de volar en las zonas por donde se encuentran colgados.

Siembra plantas como trampas para moscas

Siembra plantas como trampas para moscas

Una de las formas más efectivas de controlar las moscas es a través de su olfato, es decir, atacarlas con el mismo método que utilizan para identificar dónde ir a posar sus patas cargadas de gérmenes y bacterias.

Hay varios olores que hacen que las moscas vuelen en dirección contraria a tu casa, dos de ellos son la menta y la hierbabuena.

Siembra algunas plantas de menta y hierbabuena en unas macetas y colócalas en distintas entradas de tu casa.

Ventanas, cerca de la puerta, en las zonas de la cocina, en el salón; además de agregar un toque de color a tu casa tendrás un aroma de envidia, con el cual alejarás las moscas de tu casa.

¿Hay algo más que pedirles a estas completas trampas para moscas? Creemos que no. Cuídalas y te durarán por mucho tiempo.

Papel como trampas para moscas

Papel como trampas para moscas

El papel atrapamoscas es un clásico en el control de este tipo de bichos voladores. Sin embargo, es uno de los más asquerosos, tanto para la vista como para retirarla del sitio donde lo coloquemos.

Hacer un papeles trampas para moscas es muy sencillo y te ayuda a reciclar.

Toma una hoja de papel, que hayas utilizado, y úntalo con una mezcla de dos cucharadas de aceite, dos de miel y unas seis de resina.

Cuelga el papel en las áreas de acceso a tu vivienda, verás como las moscas son atraídas y se quedan pegadas en tu papel.

Cuando las vayas a recoger, un consejo es que lo hagas metiendo el papel en una bolsa, así no tendrás necesidad de tocarlo y corres menos riesgo que se pegue a tu piel.

Más trampas para moscas con olor

Más trampas para moscas con olor

Como te comentamos, el aroma es una de las formas más efectivas de controlar las moscas. Si ese aroma viene acompañado de humo, ¡mucho mejor!

¿Que puedes hacer para tener aroma y humo en casa sin hacer una fogata? ¡Varitas de incienso!

Sí, puedes comprar de distintos olores, entre los que se encuentra la citronela, verás cómo se las moscas, y otros animales voladores, de tus espacios.

Utilizar este método es muy sencillo.

Compra las varillas, enciende varias en distintas zonas de tu piso y en poco tiempo se irán las moscas y mosquitos volando a otro lugar, con aromas más agradables para ellos.

Limón y clavos para espantar las moscas

El limón es uno de los olores que más detestan los bichos voladores, como las moscas.

Este es un método muy eficaz cuando piensas comer en el campo o una zona abierta.

Antes de servir la comida, corta unos limones y exprímelos en las zonas cercanas a la mesa donde comerás.

No tires el limón ya exprimido, toma unos clavos de olor y colócalos en el limón. La unión del limón con los clavos crea un aroma insoportable para las moscas.

En minutos, te darás cuenta que no habrá ninguna mosca cerca de la mesa y podrás tener una velada cómoda y placentera, sin presencia de molestos animales voladores.

Limpieza puntual del hogar

Limpieza puntual del hogar

Las moscas, como sabes, son atraídas por cualquier olor.

Controlar cosas como la basura de tu casa, las frutas, los platos sucios en el lavaplatos, entre otros, hará que minimices al emisión de algún olor que atraiga las moscas.

También puedes limpiar tus pisos con desinfectantes naturales con la inclusión de ingredientes naturales, como el vinagre o zumo de limón, para que te ayudes a espantar las moscas.

No quiere decir que te conviertas en una persona maníaca de la limpieza, lo único que necesitas es prestar mayor atención a los detalles que podrían estar atrayendo las moscas a tu hogar.

¿Tienes alguna idea adicional para hacer trampas para moscas? Escríbenos en la caja de comentarios y comparte con la comunidad cuál es tu forma de atrapar y eliminar las moscas de tu vivienda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *