fbpx

Todo lo que necesitas conocer sobre el plástico biodegradable

plástico biodegradable

El plástico común es uno de los elementos más contaminantes del planeta. Aun cuando se han hecho esfuerzos por reciclar este material nunca será ecológico y siempre causará daño al medio ambiente. Sin embargo, últimamente se ha dado a conocer un nuevo tipo, el plástico biodegradable.

Se trata de una alternativa más amigable con el medio ambiente, con que se fabrican bolsas, envases, utensilios de cocina y para el hogar. Aunque es biodegradable resulta muy resistentes, ya que es capaz de soportar el calor y la humedad sin problema.

A continuación, te enseñaré todo lo que necesitas conocer sobre el plástico biodegradable, y por qué es tan importante su uso para contribuir a la conservación del planeta. ¡vamos allá!

¿Por qué se le denomina plástico biodegradable?

El término biodegradable está relacionado con la descomposición de algunos materiales o sustancias provocada por la acción de microorganismos. Los microorganismos que más comúnmente intervienen son las bacterias, hongos, insectos, entre otros. Su forma de degradar es utilizando las sustancias y los materiales como energía para generar otros compuestos.

Cualquier producto de plástico biodegradable debe ser capaz de desintegrarse en acción a ciertas condiciones medio ambientales. El plástico común no es capaz de desintegrarse en el medio ambiente, ya que no sirve de alimento a ningún ser vivo.

El plástico biodegradable está elaborado con materia prima de origen vegetal como el trigo, almidón de maíz, soja, patatas, yuca y plátanos. Este tipo de plásticos se desintegran con facilidad en el suelo por lo que se convierten en algo beneficioso para el suelo.

¿Todos los plásticos que dicen ser biodegradables realmente son biodegradables?

plástico biodegradable acumulación

Dependiendo de su composición, existen 3 tipos de plásticos de los cuáles 2 de ellos se clasifican como ecológicos:

Plástico común

Son aquellos que están elaborados a partir de los derivados del petróleo. Están compuestos por químicos que pueden ser tóxicos, por eso no son biodegradables ya que no sirven de alimento a microorganismos.

La única forma en la cual se degradan es con la radiación solar que provoca la pérdida de su resistencia rompiéndose. De esta forma, se va convirtiendo en pequeñas partículas cada vez más pequeñas denominados microplásticos. Sin embargo, jamás pierden su composición química.

Plástico común con un “toque ecológico”

Se trata del mismo plástico común, pero que se le añade componentes químicos que lo ayudan a degradarse. Aunque al desecharse se degradan con más rapidez, pero no se ha comprobado que sea consumido completamente por los microorganismos. Por eso, los científicos asumen que lo que sucede verdaderamente es que se descomponen en micropartículas, convirtiéndose también en microplásticos.

Un claro ejemplo de esto son las bolsas de supermercados que se hacen llamar biodegradables. Por su composición de origen con derivados del petróleo seguramente terminarán convirtiéndose en microplásticos.

Plástico biodegradable

Este tipo de plástico no se compone de ningún derivado del petróleo sino de materia prima de origen vegetal. Los componentes que sirven de materia prima son el almidón de maíz, el trigo, yuca y patatas. Al ser expuestos a las condiciones medioambientales se convierten en elementos químicos naturales que le permiten biodegradarse.

Los elementos químicos en los que se convierten estos plásticos se unen perfectamente al ciclo natural del carbono. En este ciclo intervienen principalmente insectos, bacterias y hongos convirtiendo la materia en nutrientes para el medio ambiente.

Como podrás haberte dado cuenta no todos los plásticos que dicen ser ecológicos son verdaderamente biodegradables. Por eso, es necesario que como consumidor puedas seleccionar productos de verdadero plástico biodegradable.

¿Todos los plásticos biodegradables son beneficiosos para el medio ambiente?

Es cierto que los plásticos biodegradables utilizan materia prima de origen vegetal, sin embargo, tienen algunos inconvenientes. En ellos también se emplean otros componentes o aditivos de los cuales se desconocen su impacto sobre el medio ambiente.

A ciencia cierta se desconocen los efectos que pueden tener sobre el lecho marino. Están hechos para degradarse en condiciones muy específicas sobre la tierra, por eso en el mar no encontrarán buenas condiciones. Al final, terminarán depositándose en el fondo del mar y allí los microorganismos no cuentan con el oxígeno para iniciar el ciclo del carbono.

Son una alternativa al uso del plástico común, material tan dañino para nuestro planeta. Sin embargo, todavía falta muchas más acciones para que su uso se completamente útil para el medioambiente.

Todavía no existen suficientes organismos que velen por la recolección y reciclaje de este tipo de plástico. De esta forma, se garantizaría que su degradación se complete totalmente y pueda usarse como abono para los suelos.

Hace falta mucha más conciencia en la sociedad para cambiar los hábitos de uso del plástico aun siendo biodegradable. Realmente, una verdadera solución para el medio ambiente sería reducir el consumo a nivel mundial.

Sin embargo, estas alternativas de plásticos biodegradables han servido como medidas atenuantes a la contaminación del planeta.

¿Cómo cambiar mis hábitos de consumo hacia el plástico común?

En el mercado hay muchas tiendas que se encargan de proveer productos elaborados en plástico biodegradable. Ellas tienen como principal objetivo contribuir a la conservación del medio ambiente.

En Greenuso te ofrecemos productos sustitutos a aquellos elaborados en materiales altamente contaminantes como el plástico. Para nosotros es muy importante presentarte alternativas verdaderamente útiles y amigables para el medio ambiente.

Contamos con vasos, platos, cubiertos, bandejas, agitadores, envases y bolsas elaborados en diversos materiales amigables con el medio ambiente. Si buscas productos elaborados en plástico biodegradable encontrarás una diversidad a base de materia prima de origen vegetal. Ente las que solemos usar esta la pulpa del trigo, almidón de maíz, fécula de patata y caña de azúcar.

La mayoría de nuestros productos son compostables, es decir que se pueden convertir en abono orgánico. Luego de cumplir con su vida útil pueden ser usados en labores de jardinería.

En Greenuso.com nos esforzamos cada día porque nuestros clientes obtengan calidad y buen precio en cada uno de sus productos. Es nuestro deber como empresa crear conciencia entre nuestros clientes y que se interesen por llevar hábitos más ecológicos. Esperemos que te haya sido muy útil toda la información que necesitabas conocer sobre plástico biodegradable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *