fbpx

Líneas estratégicas de la nueva ley de residuos

Líneas estratégicas de la nueva ley de residuos

Luego de la aprobación del Anteproyecto de Ley de Residuos en Consejo de Ministros y la consulta sobre el Real Decreto de Envases y Residuos de Envases, se espera la puesta en marcha de una legislación que fomente la preservación del medio ambiente.

Estas propuestas, que terminarán en la nueva ley de residuos, surgen de la necesidad de transformar los modelos actuales, mediante acciones que permitan reducir los daños en el medio ambiente, utilizando procesos sostenibles.

La idea de seguir adelante con este anteproyecto es promover la reutilización de los productos, completar el ciclo de vida, sacar el máximo provecho a los recursos y lograr la recuperación del entorno ecológico.

Además, se propone aplicar enfoques como la eliminación de recursos innecesarios, el impulso del reciclaje y la preservación de la vida media de los productos de consumo son aspectos importantes de estas propuestas.

Cuáles son las líneas estratégicas que se espera de la nueva ley de residuos

Cuáles son las líneas estratégicas que se espera de la nueva ley de residuos

Para impulsar una economía diversificada, sostenible y real, en el anteproyecto de la nueva Ley de residuos se establecieron cinco líneas estratégicas que tienen como objetivo beneficiar a la sociedad y su entorno.

Las ideas que se promueven para ser incluidas en esta nueva ley son:

Reducir el envasado

De esta manera, disminuirá la cantidad de residuos que no pueden ser reciclados ni reutilizados para hacer compost.

Evitando así, el costo adicional que los usuarios deben cancelar al solicitar un pedido en un restaurante o servicio de take away.

La idea es proporcionar una alternativa que permita consumir productos en casa sin utilizar recipientes que contaminan el medio ambiente.

Aumentar la oferta de productos y elementos reutilizables

La idea es que la nueva ley de residuos garantice y promueva la fabricación de productos y envases reutilizables libres de elementos contaminantes.

Poniendo a disposición del sector restauración, productos reutilizables como botellas y envases de vidrio.

Determinar la obsolescencia y facilitar la reparación

Al ofrecer productos con un tiempo de vida útil que brinden soluciones sostenibles y que se impida la utilización de productos que no puedan ser reciclables o reutilizables, entre los que se incluye los artefactos de obsolescencia programada.

En este sentido, también es importante discutir es estatus de los residuos como colchones, muebles y restos textiles.

Impulsar el retorno de envases

Para la nueva legislación se espera la habilitación de un sistema de almacenamiento de desechos que permita recolectar los envases de bebidas utilizados de diversos comercios.

Esto permitirá la reutilización y reciclaje de botellas, latas y tetrabrik; que -al no ser recolectados de forma correcta- acaban contaminando el medio ambiente.

Activar la recogida separada de residuos

La recolección separada de residuos es otros de los puntos que se espera que formen parte de la nueva legislación.

Para ello se propone la clasificación de la materia orgánica para potenciar el compostaje, favoreciendo la regeneración de los suelos y la implementación de un modelo exitoso que mejorará la recolección en los contenedores.

De igual forma, se deberían recolectar los otros tipos de desecho, de forma que se puedan dirigir a las plantas de reciclado o desecho de forma correcta.

Propuestas para alcanzar la transformación hacia el residuo cero

Propuestas para alcanzar la transformación hacia el residuo cero

Para alcanzar una transformación que impulse la prevención, reutilización y reciclaje en la industria es necesario implementar una serie de propuestas que se incorporen a las normativas establecidas en la ley como:

  • Establecer objetivos de reducción de envases.
  • Fomentar la venta de productos reutilizables.
  • Implementar un sistema de depósito para envases de bebidas.
  • Fijar un objetivo enfocado en la recolección de desechos orgánicos.
  • Establecer un impuesto único al vertido y la incineración.

De esta forma, podríamos contribuir -de forma más articulada y efectiva- en la conservación del medio ambiente y la reducción de nuestra huella de carbono.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *