fbpx

Decálogo del medio ambiente: que desaparezca tu huella

Decálogo del medio ambiente: Que desaparezca tu huella

¿Para qué sirve un decálogo del medio ambiente?

Cuando hablamos de cuidar el planeta no podemos ponernos límites, debemos adoptar medidas que nos lleven a mejorar la situación actual.

El estado de contaminación actual parece estar en un punto de no retorno, pero en realidad no es así, todavía podemos tomar medidas que nos lleven a una realidad mejor.

Pero no basta con cambiar nosotros, también debemos ser motores del cambio.

Por eso, en este artículos encontrarás el decálogo del medio ambiente que puedes aplicar para ti, como adulto, y también un decálogo para los niños.

Seguro que si los niños crecen con la visión de tener una relación sana con su entorno, tendremos mayor esperanza de alcanzar la mejoría que se desea.

Decálogo del medio ambiente para personas adultas

Decálogo del medio ambiente para personas adultas

Como te comentamos, deseamos que tengas una relación equilibrada con el medio ambiente y estamos seguros de que aplicando estas pequeñas acciones el camino será fácil y rápido.

Reutilizar, reducir y reciclar

La primera acción encierra un comportamiento integral: aplicar la regla de las tres erres en tu vida.

La primera es reutilizar. Busca qué puedes hacer para reutilizar los productos una vez se le da el uso primario para el que fueron destinados.

Cuando compremos una botella de salsa de tomate, luego de terminar el contenido, podemos reutilizar la botella para contener algún otro alimento. Podría ser una salsa casera o lo que desees.

Reducir es la segunda parte de nuestra primera regla del decálogo del medio ambiente. Para cumplirla es necesario que revises tus hábitos de consumos e identifiques dónde puedes reducir la cantidad de desechos de un solo uso.

Veamos un ejemplo para que entiendas mejor.

Si eres una persona que le gusta ejercitarse y prefiere comprar agua en el supermercado, en lugar de comprar envases pequeños, compra los envases de mayor capacidad y rellena botellas reutilizables.

De esta forma, en lugar de tirar 12 botellas de agua, tirarás solo dos y si buscas reutilizarlo será mucho mejor.

El último paso es el reciclaje, uno de los más trascendentales de todo nuestro decálogo medioambiental. 

Por ejemplo, ese viejo vaquero que ya no te queda, puede terminar siendo un buen bolso para ir de compras. Así disminuyes los desechos y evitas la utilización de materia prima en la fabricación de una bolsa reutilizable comercial.

Los residuos llegan y se van contigo

A todos nos gustan los paisajes paradisíacos y hermosos de la naturaleza virgen.

Un campo bien cuidado, una playa de aguas cristalinas y arena blanca, una río caudaloso y limpio, todos esos escenarios pueden verse trastocados cuando aparece el hombre.

Entonces, cuando vayas a pasar un buen rato en contacto con la naturaleza y lleves contigo algunos snacks, zumos, comida, entre otras cosas, asegúrate de llevarte todos los desechos.

Por supuesto, cada desecho deberás tirarlo en el contenedor correspondiente para cerrar el círculo completo y te asegures de que sobre la arena sólo queden las huellas de tus pasos.

¿Qué hacer si no hay contenedores identificados?

Continuamos con el decálogo para cuidar el medio ambiente y ahora vamos con un problema que es muy común, sobre todo cuando vamos de vacaciones a lugares remotos o entornos naturales.

Imagina por un momento que estás en la playa soñada y deseas tirar los desechos de forma correcta, pero hay un pequeño problema: no hay contenedores identificados o sólo hay un contenedor para todo tipo de desechos.

La recomendación es tomar algunas de las bolsas que llevaste, identificarlas y clasificar la basura según el tipo de contenido.

Luego de clasificar la basura, llévala contigo y tírala en el primer contenedor identificado que encuentres a tu paso.

Consumo responsable

El consumo responsable también es parte del decálogo del medio ambiente.

Saber de dónde proceden los productos que consumimos, cómo se obtuvo la materia prima para fabricarlos, cuál es el impacto del proceso de fabricación, entre otros datos, son importantes para medir el impacto de tu consumo.

Muchas veces, como estrategia de marketing, se dice que un producto es ecológico y en realidad no lo es. 

Turismo sostenible

El turismo sostenible nos permite disfrutar de los parajes más hermosos de la vida natural con la certeza de que antes, durante y después de nuestra estadía el sitio se preservará como lo encontraste.

Por ejemplo, al practicar el turismo sostenible se prefiere desplazarse en bicicleta o caminando, evitando que la contaminación por combustibles fósiles lleguen a lugares protegidos.

Los recursos naturales son nuestro bien más preciado

En África, una gota de agua puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

Es común que, cuando contamos con acceso permanente a los recursos naturales, no entendamos el valor que tienen y menospreciemos su importancia.

El uso consciente de los recursos naturales, como el agua, nos permite saciar nuestras necesidades y brindar la oportunidad para que otros puedan cubrir con las suyas.

Prefiere el transporte público

En tu día a día, hay cosas que puedes hacer sin necesidad de encender tu coche.

Ir a comprar el pan o algún alimento en la tienda de la esquina, ir al parque con tus hijos, salir a dar una vuelta con los amigos, pueden hacerse sin utilizar tu coche.

Cuando las distancias sean largas, podrías utilizar el transporte público.

No pienses en que perderás comodidad, piensa en el combustible que dejarás de consumir, los gases que no emitirá tu coche mientras ruedas y el dinero que ahorrarás por reabastecer tu vehículo.

¡Apaga esa lámpara!

La energía eléctrica es otro de los recursos que, cuando lo tenemos, no reparamos en la importancia que tiene para nuestra vida.

Para obtener energía, incluso cuando se hace a través de métodos sostenibles, se requiere la utilización de materia prima que se obtiene del medio ambiente.

La mejor conducta que podemos tener, para contribuir con nuestro decálogos para el medio ambiente, es consumir la energía eléctrica con responsabilidad.

Otra acción que puedes implementar es la instalación de focos de bajo consumo, como las luces LED, productos que iluminarán tus espacios con un consumo optimizado.

Moda sostenible

Mucha de la ropa que utilizamos está fabricada con materiales textiles que incluyen plástico, en mayor o menor cantidad.

Identifica tiendas y marcas de ropa que respondan a las razones de la moda sostenible y evita el consumo de materiales contaminantes por desconocimiento.

Te aseguramos que seguirás vistiendo bien y tu huella reducirá al mínimo.

Dile adiós las bolsas de plástico

Recuerda que toda la Unión Europea está desarrollando el marco legal necesario para minimizar el uso de bolsas de plástico, uno de los productos más contaminantes del planeta.

Por esta razón, el decálogo del medio ambiente no puede estar completa sin esta recomendación.

Cada vez que vayas a comprar, cualquier producto, lleva tus bolsas reutilizables. De esta forma, no utilizarás las bolsas de plástico que con frecuencia nos entregan.

En caso de que sea inevitable el uso de la bolsa de plástico, asegúrate de utilizarla varias veces, así desciende el consumo de estos productos en el día a día de las personas.

Decálogo del medio ambiente especial para niños

Decálogo del medio ambiente especial para niños

Al comienzo del artículo sostuvimos que es necesario desarrollar, entre los pequeños de la casa, los niveles de conciencia necesarios para que el futuro sea esperanzador.

A continuación, 10 formas sencillas de involucrar a tus pequeños en el cuidado del medio ambiente.

Enseña la importancia del agua

Cuando tu pequeño se esté lavando las manos, cepillándose los dientes, bañándose o realizando cualquier actividad que incluya el uso de agua, enséñale la importancia de este líquido vital para nuestra vida.

Es importante que abra y cierre la llave del agua, utilizando solo la que en realidad necesita para realizar tu aseo.

Explícale de dónde proviene el agua y el proceso que se debe cumplir para que tenga agua en su baño.

Si sales, apaga la luz

A nuestra edad temprana, pasamos y saltamos por cualquier esquina de la casa. No nos quedamos en un solo espacio por largo periodos de tiempo.

Enséñale a prender y apagar la luz de los espacios. Mientras necesite la iluminación artificial que encienda el foco, de resto, que se mantenga apagada.

Es importante el aprovechamiento de la luz natural, abrir las ventanas y evitar el uso de la electricidad si no es necesaria.

Tu basura: tu responsabilidad

Una tarde de paseo por el parque puede ser un buen momento para enseñar el decálogo para el medio ambiente.

Cuando tu pequeño esté disfrutando de su golosina favorita o el helado que tanto le gusta, no permitas que tire la basura en el suelo.

Su basura es su responsabilidad. Por tanto, que la guarde en uno de sus bolsillos y la tire cuando encuentre un bote destinado para el tipo de desecho que tiene en mano.

En caso de no conseguir uno, lo tirará en casa. Así, cuando crezca y será un adulto responsable, consciente de no tirar la basura donde mejor le plazca sino donde va.

Reciclar como juego

Reciclar es un proceso que puede ser muy tedioso, pero cuando lo aprendemos desde pequeños es una conducta que forma parte de nuestro comportamiento y será natural.

Que sea un juego clasificar los desechos y tirarlos en los contenedores correspondientes.

También es importante que conozcan la razón de la existencia de un bote para cada tipo de desecho, así entenderán por qué deben seguir esa regla.

No olvides reciclar el papel

Para pintar, cortar, dibujar o practicar cómo hacer origami no es necesario utilizar un papel nuevo.

Entonces, crea un espacio en casa para colocar el papel para reciclado. Así, tus pequeños sabrán que cuando quieran ser Picasso o un maestro del modelado con el papel, podrán ir a ese espacio y tomar un papel para dejar volar su imaginación.

Es importante que entiendan qué papel se puede utilizar y cuál no, en caso contrario, terminarás con un documento importante doblado como una grulla.

No todo lo que pida lo debe tener

Los juguetes, colores, libros, entre otros recursos para niños no son ilimitados.

Debe utilizar cada producto cuando sea necesario. En caso de no necesitarlo o ya no quererlo que lo done a otro niño.

Los juguetes, en su gran mayoría, son fabricados con plástico y muchos de ellos pueden dársele un segundo uso, luego de que tu hijo no lo desee utilizar.

Las plantas están vivas

¿Cuántas veces no hemos visto un niño arrancando hojas a un arbusto en el parque?

Mientras estamos en esa edad, puede no entender que la vida vegetal también existe y debe ser respetada.

Arrancar sus hojas, pisotearlas o romperlas es una conducta no aceptada.

Además, es fundamental que conozcan la importancia de las plantas para la vida y el papel que juegan en nuestra respiración.

Las mascotas nos necesitan

Muchos padres regalan a sus pequeños animales como mascotas. Perros, gatos y peces son de los más comunes, pero sabes que la lista es interminable.

Todos esos animales dependen de nuestro cuidado y son parte de la vida de nuestro planeta.

Enséñales a cuidarlos, respetarlos y darles su espacio, como seres vivos tendrán su forma de interactuar con el medio ambiente y también debe ser respetada.

En todo momento, ese cuidado debe ser bajo tu supervisión, recuerda que es un niño y su madurez -aunque no lo creas- no está desarrollada por completo.

Fuera de casa, todo es de todos

Es importante que el decálogo del medio ambiente despierte en los niños la consciencia de que forman parte de un entorno, no están solos en el mundo ni todo gira a su alrededor.

Entonces, en el parque, la playa, el río o cualquier otro espacio, debe entender que todo lo que está ahí es para el disfrute de todas las personas.

Por esa razón, debe cuidarlos y asegurarse de no romperlos o dañarlos.

Esta regla, aunque tiene un mayor espectro fuera de casa, también aplican con las cosa de casa.

Respeto a las personas

Cuando hablamos del decálogo del medio ambiente, por lo general, pensamos en plantas, cuerpos de agua, fauna y flora.

Sin embargo, también es importante el respeto al ser humano para evitar crear ambientes desagradables para las personas.

Todos somos importantes y tenemos algo que aportar, enséñale a respetar la individualidad de las personas, los rasgos que nos caracterizan.

De esta forma, tu pequeño será una persona agradable, que no querrá herir a nadie y respetará a su entorno.

>  Cuánto tarda en degradarse el vidrio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *