fbpx

Remedios caseros para la tos

Remedios caseros para la tos

La tos es un método que tiene el cuerpo para eliminar agentes que causan infecciones e irritaciones, pero suele ser incómoda.

Existe una extensa variedad de tratamientos para la tos, que van desde las infusiones naturales a los jarabes, para controlar y curar los diferentes tipos de tos.

Es importante destacar que, si se va a utilizar alguno de los tratamientos naturales y quieres ingerir algún medicamento, debes consultarlo con tu médico de confianza para evitar efectos adversos.

Así que, sin más preámbulos, te dejamos una lista con 18 consejos para que elimines esa tos molesta de tu vida en poco tiempo.

Razones por las que nos da tos

Razones por las que nos da tos

La tos tiene múltiples causas de aparición, como la permanencia de un virus en las vías respiratorias o por exponerse por un largo tiempo a condiciones climáticas como las nevadas o lluvias.

La función de la tos es expulsar cualquier agente extraño que se encuentre en las vías respiratorias, los pulmones y la garganta.

Aunque algunos tipos de tos no tienen consecuencias graves o severas, otros como la tos crónica, indican la presencia de una enfermedad grave. En ese caso, la mejor recomendación es asistir a tu médico.

18 remedios caseros para la tos

18 remedios caseros para la tos

Dentro de esta lista de remedios caseros encuentras infusiones, mezclas para realizar gárgaras e incluso jarabes con ingredientes 100% naturales.

Elige la que te parezca más funcional, sencilla de elaborar y amigable con tu economía para el tratamiento de la tos, sin tener que gastar en medicamentos.

Gárgaras de agua y sal

Es uno de los remedios que se ha transmitido de generación por su efectividad en el tratamiento de la tos y el dolor de garganta.

El agua con sal permite que las expectoraciones se eliminen de la garganta y se generen pocas ganas de toser, para eliminar la mucosa.

Sólo debes utilizar un vaso para colocar agua caliente y media cucharada de sal hasta que se haya disuelto por completo.

Una vez que esté tibia el agua con sal, procede a realizar las gárgaras dejando la solución al final de la garganta y comienza a hacerlas por unos minutos.

Haz gárgaras varias veces al día y verás que en pocos días la tos habrá desaparecido.

Té de manzanilla

La manzanilla es un ingrediente famoso en la elaboración de remedios caseros por sus cualidades antiinflamatorias y antisépticas, además de que evita la irritación ocasionada por la tos.

Es importante tomar por lo mínimos dos tés de manzanilla al día, en los que uno de ellos sea antes de dormir para aliviar el dolor de garganta y conciliar mejor el sueño.

Ajo

El ajo tiene propiedades similares a las de un antibiótico y es un buen alimento para controlar la tos con expectoraciones.

Para tratar la tos, el ajo puede ser consumido completo o cortado a la mitad.

Al ingerir el ajo completo, se debe realizan en ayunas. Mientras que, al utilizar el ajo cortado por la mitad, se debe colocar una mitad en cada mejilla y mantenerlas por 15 o 20 minutos para aliviar el dolor.

Té con miel

Otro remedio reconocido por sus propiedades es el té con miel, que no necesita de muchos ingredientes y mejora la tos.

Sólo se debe servir agua caliente en una taza y colocarle un té de alguna hierba. Cuando esté listo, se le agregan dos cucharadas soperas de miel y se mezcla.

Lo ideal es que se ingiera por lo menos dos veces al día para obtener mejores resultados y tener mejorías.

Regaliz

El regaliz es un ingrediente que se utiliza con dos métodos para ayudar a que baje la inflamación ocasionada por la tos.

Las personas pueden chupar el regaliz, así como también pueden preparar una infusión para servirla con limón y un poco de miel

Jarabe de zanahoria

El jarabe de zanahoria es excelente para tratar la tos y causar alivio, gracias a sus propiedades antitusígenas.

Para prepararlo necesitas cuatro zanahorias peladas y una taza de miel fresca.

Sólo debes licuar las cuatro zanahorias y verterlo en una olla. Se debe colocar a fuego lento y agregar la miel hasta obtener una mezcla espesa.

Se recomienda servirlo en un envase de vidrio para que se conserve por más tiempo.

Para tratar la tos en pocos días, se debe consumir una cucharada del jarabe unas tres o cuatro veces en el día.

Orégano

El consumo de orégano elimina las expectoraciones y la tos frecuente que causa irritación y dolor en la garganta. Además, elimina cualquier virus o bacteria que se aloje en las vías respiratorias.

Utiliza una olla pequeña y sirve agua hasta que comience a bullir. Coloca las hojas de orégano y espera unos minutos para que absorba sus propiedades.

Se recomienda ingerir esta infusión de orégano, por lo mínimo, unas tres veces al día.

Limón

El limón es un alimento que tiene múltiples propiedades para el tratamiento de enfermedades, y para aliviar la tos no se queda atrás.

Una de las formas de curar la tos es chupar limón por 15 minutos, al menos, dos o tres veces al día.

También puedes preparar una limonada caliente, que esté endulzada con una cucharadita de miel.

Yang Teng

El Yang Teng dentro de sus propiedades tiene un alto contenido en mucílagos suavizantes, que tienen la capacidad de reducir la inflamación y la irritación que sufre la garganta.

Con el Yang Teng se prepara una infusión que se puede tomar o con la que se pueden realizar gárgaras.

Con cualquiera de los dos métodos la recomendación es realizarlo un mínimo de tres veces al día.

Raíz de malvavisco

La raíz de malvavisco es una hierba que tiene una gran fama por su efectividad en el tratamiento de la tos, los dolores de garganta y la inflamación que produce.

En los mercados, los consigues en presentaciones de bolsas de té o en sobres de raíz de malvavisco seca.

Para ingerirlo sólo debes utilizar agua caliente y colocar la raíz de malvavisco. Mientras más tiempo tenga la raíz de malvavisco en el agua caliente, tendrá más propiedades curativas.

Jarabe de hierbas

Este jarabe es una mezcla de tomillo, regaliz y anís verde, hierbas con excelentes efectos en las vías respiratorias.

Para prepararlo necesitas regaliz, tomillo, semillas de anís verde, 500 mililitros de agua y 250 mililitros de miel.

Coloca los 500 mililitros de agua en una olla y espera que comience a bullir para colocar el tomillo, las semillas de anís verde y el regaliz.

Baja la llama y espera 15 minutos para que el agua absorba las propiedades de las hierbas.

Cuando el líquido esté a temperatura ambiente, cuela para eliminar los restos de hierbas, agrega la miel y mezcla.

Si lo sirves en una botella de vidrio, tu jarabe se mantendrá por más de tres meses.

Bromelina

La bromelina es una enzima que está presente en las piñas y tiene un mayor contenido en su centro.

La bromelina es capaza de reducir la inflamación de las vías respiratorias causadas por la tos y eliminar la expectoración.

El zumo de piña es una buena forma de eliminar la tos, pero al no contener un alto nivel de bromelina, el proceso de curación tarda más. Así que lo ideal es complementar con suplementos de bromelina.

Amapola de California

Es una flor silvestre que dentro de sus propiedades contiene a los mucílagos, importantes para reducir la inflamación a corto plazo y eliminar la tos.

Se prepara en una infusión que debe ser ingerida de una a tres veces por día para eliminar con rapidez y eficacia la tos.

Té de pimienta y miel

El té de pimienta ayuda a eliminar la flema contenida en los pulmones con facilidad.

Sólo se debe calentar agua en una taza, para añadir una cucharada de granos de pimienta sin moler y dos cucharadas de miel.

Cuando hayan pasado 15 minutos, cuela la pimienta que queda dentro de la taza y ya estará listo para tomar.

Jengibre

El jengibre es un ingrediente que ha ganado buena fama por sus propiedades antiinflamatorias que ayudan a reducir la molestia que ocasiona la tos en la garganta.

Para preparar un té con jengibre debes colocar 20 o 40 gramos de jengibre en una taza de agua caliente y colocar miel o limón al gusto para un mejor sabor.

Tomillo

El tomillo es una hierba reconocida por el sabor que agrega a los platos y las propiedades que tiene para tratar la bronquitis, la tos y la irritación de garganta.

Con el tomillo se pueden hacer jarabes junto a otras hierbas o se pueden ingerir infusiones.

Para preparar té de tomillo se debe calentar agua en una taza y agregar dos cucharadas de tomillo dentro. Espera entre 10 o 15 minutos para colar el tomillo y poder tomarlo.

Jarabe de remolacha

La remolacha es un ingrediente ideal para consumir cuando presentas tos, por sus cualidades antiinflamatorias y su rápido efecto en la eliminación de la tos.

Además de consumir remolacha cocida o en jugos, puedes hacer un jarabe para curar la tos.

Para fabricar tu jarabe de remolacha casero necesitas dos cucharadas de azúcar y una remolacha grande.

Corta la remolacha en trozos medianos o en rebanadas y colócalos en un recipiente para mezclarla con el azúcar.

Tapa el recipiente y espera 24 horas para servir el jugo que se formó en otro recipiente. Ese será tu jarabe.

Se recomienda que los adultos tomen dos cucharadas del jarabe de remolacha por lo menos tres veces por día y que los niños sólo tomen una cucharada hasta que eliminar la tos.

Buena hidratación

Para cerrar un tip que pocas veces se toma en cuenta.

Si tienes tos, lo mejor es mantener un consumo frecuente de bebidas calientes para aliviar el dolor de garganta que causa.

Es importante ingerir agua a temperatura ambiente, cremas de verduras y tés.

Tipos de tos

Para comenzar, se destacan los tipos más comunes de tos: la tos seca y la tos con mucosidad.

En el caso de la tos seca, las personas no expulsan ninguna expectoración. Mientras que, en la tos seca, hay presencia de mucosidad en los pulmones.

También es frecuente la tos asmática, que produce dificultad para respirar en las personas que sufren de asma.

En algunos casos, la tos puede ser convulsiva, lo que causa que las personas tengan episodios largos de tos en poco tiempo.

Y la tos más compleja es la crónica, que es clasificada de esa forma cuando la persona tiene tos por más de 15 días sin alguna mejoría.

Prevención de la tos

Aunque ya conoces algunos de los remedios o tratamientos caseros que puedes ingerir para tratar la tos, es importante prevenirla.

Uno de los principales pasos que hay que cumplir es colocarse la vacuna contra la influenza en el tiempo que corresponde.

De igual forma, es importante mantener distancia con las personas que tienen tos y evitar salir de casa para no transmitir la tos a las personas que forman parte de tu entorno común.

Es importante que laves tus manos con frecuencia para evitar propagar los restos de virus o bacterias que puedas tener luego de comer, de toser o al realizar cualquier otra acción.

Si tienes ganas de estornudar o toser, debes cubrir tu cara con la parte interna de tu codo, para no propagar la saliva en el ambiente ni que toque a otras personas.

También recuerda mantener un aseo constante de tu casa, puesto de trabajo y vehículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *