fbpx

Ooho: la forma más sostenible de saciar la sed

Ooho-forma-sostenible-de-saciar-la-sed-portada

Si te preocupa el medio ambiente debes saber que la acumulación de plástico en todo el planeta es un gran problema. Afortunadamente, desde Greenuso te traemos buenas noticias para contribuir al cambio de esta realidad.

Se trata de las burbujas Ooho, una alternativa para beber agua sin poner en riesgo a la madre naturaleza. ¿Te interesa? A continuación, te contamos por qué Ooho es la forma más sostenible de saciar la sed.

¿Qué son las burbujas de agua Ooho?

Las burbujas Ooho son recipientes de agua con forma esférica, que encierran al vital líquido en una membrana gelatinosa. Fueron creadas por Rodrigo García González, Guillaume Couche y Pierre Paslier. Esta inventiva fue galardonada con el segundo premio anual del Lexus Design Award 2014.

Son fabricadas a base de algas, cloro y calcio a través de un proceso denominado esferificación. Este último se emplea principalmente en la cocina moderna para encapsular alimentos líquidos o gelatinosos. Como resultado, se obtienen pequeñas esferas con una textura similar a las huevas de pescado.

La membrana de las burbujas Ooho es comestible, de modo que puedes ingerirla sin miedo, pero si lo prefieres puedes desecharla sin ningún peso de conciencia, ya que son biodegradables. En cualquier caso, sólo debes romper el empaque con tus dientes y sorber el agua para saciar la sed.

Son ideales en maratones, conciertos al aire libre, fiestas, entre otros eventos. Aparte de encapsular agua también puede almacenar zumos de frutas, bebidas alcohólicas e incluso salsas.

De hecho, durante el maratón de Londres de 2019 se repartieron con la isotónica Lucozade Sport. Así, se sustituyeron 200.000 botellas de plástico, lo cual fue de gran ayuda, si consideramos que en 2018 se recogieron 760.000 de estas.

Ooho-forma-sostenible-de-saciar-la-sed-cuerpo

Una alternativa a las botellas de plástico

Cada año acaban en el océano aproximadamente 8 millones de toneladas de plástico. Entre los utensilios que encontramos en el mar se encuentran millones de botellas de agua. Éstas, en su mayoría están fabricadas con tereftalato de polietileno (PET), un derivado del petróleo que tarda siglos en desaparecer.

Las burbujas Ooho han llegado como una alternativa ecológica. Esto es posible gracias a que se biodegradan en un lapso de entre 4 y 6 semanas, a diferencia de las botellas de plástico usuales que podrían tardar 1000 años o más en desaparecer.

Además, el proceso de producción de las burbujas Ooho es mucho más económico y amigable con el medio ambiente que el de las botellas de plástico. Según sus creadores, requiere nueve veces menos energía y generan cinco veces menos dióxido de carbono.

De hecho, las burbujas Ooho pueden ser fabricadas directamente en el lugar de consumo. De esta forma, no es necesario transportarlas, reduciendo significativamente el impacto al medio ambiente.

Botellas de agua comestibles Ooh en casa, ¡aprende a fabricarlas!

Si quieres hacer la prueba puedes fabricar tus propias burbujas de agua Ooho en casa. Es tan fácil que cualquiera puede hacerlo, sólo tienes que reunir los ingredientes y seguir las instrucciones:

Ingredientes:

  • Agua potable.
  • 1 g de alginato de sodio.
  • 5 g de lactato de calcio.

Instrucciones:

  1. Agrega el alginato de sodio en una taza de agua y mezcla con una batidora. Deja reposar durante 15 min.
  2. En otro recipiente, añade el lactato de calcio a 4 tazas de agua y bate.
  3. Con una cuchara del tamaño de tu preferencia y cuidadosamente agrega pequeñas cantidades de la primera mezcla a la segunda. Remueve ligeramente por unos 3 min.
  4. Extrae las esferas formadas y deposítalas en un envase con agua para estabilizar la reacción y listo.

Llegado a este punto, podrás saciar tu sed de una forma muy ecológica y divertida. De hecho, puedes añadir colorantes así como encapsular zumos de frutas u otras bebidas.

Las burbujas de agua Ooho han llegado para quedarse en nuestras vidas y poco a poco remplazar las botellas de plástico. Después de todo, no sólo son ecológicas, lo cual es genial, sino que también son muy económicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *