fbpx
Cuidado y limpieza de la vajilla de bambú

Cuidado y limpieza de la vajilla de bambú

En los últimos años, ha crecido el interés y la popularidad por productos sostenibles como la vajilla de bambú.

Esto se debe a que es un material resistente, biodegradable, duradero y cuya producción no genera un impacto negativo para el medio ambiente.

Si bien el bambú para fabricar la vajilla se obtiene cortando sus plantas, su ritmo de crecimiento es veloz y se reponen en cuestión de meses. Por ende, no se genera un daño al ecosistema.

Sin embargo, la vajilla de bambú requiere de una atención especial, para prevenir que se deteriore y tengas que sustituirla sin sacarle el mayor provecho.

Toma nota de los pasos a seguir para un correcto cuidado y limpieza de la vajilla de bambú, así como consejos adicionales para conservarla.

Beneficios de la vajilla de bambú 

La vajilla de bambú tiene un sinfín de beneficios en pro del medio ambiente, así como tu salud y la facilidad para integrarlos en tu cocina.

En primer lugar, encontramos que el bambú es un material resistente y duradero, por lo que todos los productos de vajilla que se fabrican con este material son reutilizables.

Esto se complementa con el hecho de que son ligeros y no se rompen con facilidad.

Son buenos para tu salud y la de tu familia, puesto que es un material 100% natural y no se utilizan sustancias tóxicas para su fabricación que puedan absorber los alimentos.

Aunque se acude a la tala para obtener el bambú con el que se fabrica la vajilla, encontramos que no genera daños al medio ambiente.

El bambú es una planta sostenible, puesto que crece en cuestión de meses y su materia prima es más sencilla de obtener; a diferencia de los años que deben pasar para recuperar la madera u otros materiales.

>  Cómo ser más sostenible comiendo en el trabajo

También encontramos que la vajilla de bambú es ideal para todo tipo de alimentos, ya que conservan sus temperaturas a la perfección.

Por último, cuando esta vajilla cumple su vida útil, ¡no la deseches! Puedes utilizarla como compost para plantas, gracias a sus cualidades biodegradables.

Cómo lavar tu vajilla de bambú para sacarle el máximo partido

La vajilla de bambú puede durar toda la vida en tu cocina, siempre que la cuides con los procesos de lavado y almacenamiento adecuados. 

A diferencia de la vajilla tradicional, los productos fabricados con bambú no son aptos para el lavado en lavavajillas. Esto se debe a que el calor y los altos niveles de agua ocasionan que el bambú se deteriore y se agriete.

Por ende, debes someter tu vajilla de bambú a un proceso de limpieza manual y profundo para desinfectarla de la forma correcta. 

Aprende cómo lavar tu vajilla de bambú para sacarle el máximo partido y extender su vida útil por varios años.

Limpieza profunda

La limpieza de la vajilla de bambú debe ser minuciosa y consiste en varios pasos, para desinfectar y no dejar manchas.

Comienza retirando los restos de comida con un paño suave. Enjuaga la vajilla con un poco de agua tibia y retira los excedentes.

Agrega un poco de jabón para lavar platos en la esponja y frota contra la vajilla sucia. Una vez listo, enjuaga con agua.

Evita dejar la vajilla de bambú en remojo, puesto que absorberá el agua y se estropeará.

En caso de que la vajilla contenga carne u otros alimentos crudos o los restos de comida se resistan a salir, puedes limpiarla con una solución que combina una parte de vinagre por cuatro de agua. 

Se vierte sobre los platos, se frota con una esponja y luego se sacude para quitar el exceso de líquido.

Secado completo

El secado de la vajilla de bambú debe realizarse al aire libre para conservarla en el mejor estado posible.

>  Los mejores productos reutilizables para cuidar el planeta

Secar al aire libre complementa las funciones antimicrobianas del bambú, evitando que se genere moho entre sus fibras.

Solo tienes que secar con una toalla para retirar el exceso de agua y colocarlo en tu escurridor de platos para que se terminen de secar.

Si introduces la vajilla de bambú dentro del lavavajillas para secarla, ocasionarás que se hinche y se produzcan grietas.

Almacenamiento adecuado

Por último, es necesario que tengas en cuenta el tipo de almacenamiento adecuado para la vajilla de bambú.

Debes asegurarte que los platos, vasos y cubiertos de bambú estén totalmente secos antes de almacenarlos. 

Además, un consejo que te será de ayuda es colocar toallas de papel entre cada artículo de vajilla que apiles. De este modo, evitarás que se produzca humedad.

Consejos adicionales para el cuidado de la vajilla de bambú

Además de cumplir con una limpieza efectiva de la vajilla de bambú, te dejamos algunos consejos adicionales para mantener su resistencia y durabilidad.

El jabón para lavar platos que utilices debe ser suave o con un pH equilibrado. Los detergentes fuertes deterioran con rapidez las fibras del bambú.

En cuanto a la temperatura del agua del lavado, tienes que utilizar agua a temperatura ambiente. Nunca uses agua caliente o correrás el riesgo de agrietar la vajilla.

Si notas que el bambú comienza a secarse o se producen grietas, puedes frotarlo con aceite mineral para alimentos. También puedes utilizar aceite acondicionador de bambú.

Humedece un paño suave con el aceite y frótalo sobre la vajilla de bambú. Deja secar y quedarán como nuevos.

Repite el proceso si es necesario y, de ser posible, deja reposar por uno o dos días antes de volver a utilizar.

Por último, es importante que consultes si tu vajilla de bambú es apta para introducir en el microondas.

No todos los productos fabricados con bambú resisten el calor emitido por este electrodoméstico, lo que puede ocasionar daños graves a la vajilla por error.

Revisa que tenga símbolos que aprueben o denieguen el uso de estos productos en el microondas, bien sean estampados en la vajilla o en los empaques donde estaban contenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestras Newsletters