fbpx

Errores comunes en el reciclaje y cómo evitarlos

Errores comunes en el reciclaje y cómo evitarlos

Creo que es algo sencillo, que todos lo tenemos dominado, pero en realidad hay errores comunes en el reciclaje y se comenten con frecuencia.

Hay personas que tiran residuos en el contenedor incorrecto, otras no separan la basura en sus hogares antes de depositarla en sus respectivos contenedores de reciclaje.

Otro error en el reciclaje es al momento de tirar la basura en el contenedor correspondiente.

Por ejemplo, es común colocar un desecho en el contenedor gris por no saber a qué contenedor pertenece.

Estos son sólo unos ejemplos de los errores que se cometen en el proceso de reciclaje, que le cuestan tiempo y dinero a las empresas de reciclaje.

A pesar de que el sistema de reciclaje tiene un aproximado de 20 años aplicándose y cada vez son más las personas que se quieren sumar a esta iniciativa, cada año se cometen los mismos errores.

Así que para evitar cometerlos, quédate con nosotros para que conozcas los errores más frecuentes al desechar productos y cuál es su forma correcta de hacerlo.

¿Qué es el reciclaje?

¿Qué es el reciclaje?

En el fondo, el reciclaje

El reciclaje es un proceso en el que se le da una segunda vida a los desechos, al pasar por procesos industriales en los que su materia prima se convierte en nuevos productos.

De esta forma se evita que los desechos contaminen el aire a través de su incineración y ocasionen daños en el ecosistema acuático y las especies que allí residen.

Dentro de los materiales que son reciclables se encuentran el papel, el vidrio, el plástico, el cartón, algunos metales, la madera e incluso desechos orgánicos, los cuales se utilizar para fabricar compost.

Errores comunes durante el reciclaje

Errores comunes durante el reciclaje

Es común que con algunos productos te hayas planteado: ¿En cuál contenedor debo tirarlos?

Por lo general, ocurre con productos que están compuestos por diferentes materiales, pero se desechan en el contenedor de reciclaje del material más utilizado.

Veamos cuáles son los errores más comunes y la forma correcta de proceder en cada uno.

Bombillas

Aunque las bombillas se fabriquen con vidrio, no pueden ser desechadas en el contenedor de reciclaje verde.

Si vas a desechar bombillas tradicionales, debes tirarlas en el contenedor gris. En cambio, si se trata de bombillas fluorescentes o las que tienen un bajo consumo, es importante llevarlas a un punto limpio.

Las bombillas se distribuyen desde los puntos limpios hasta las empresas encargadas de separar el vidrio y los metales que contenga.

Además, logran extraer el mercurio que está presente dentro de la bombilla para utilizarlo en la creación de nuevas bombillas, baterías o pilas.

Vasos de cristal

Los vasos o cualquier otro producto fabricado con cristal no deben ser desechado en el contenedor de reciclaje verde.

Esto se debe a que el vidrio y el cristal tienen procesos de tratamiento distintos al momento de reciclar, además de que son sometidas a temperaturas diferentes para obtener nuevos objetos.

En caso de desechar algún producto de cristal, la mejor opción es llevarlo a un punto limpio para que luego sea trasladado a una empresa que recicle el cristal.

Productos higiénicos

Los productos utilizados para la higiene como cepillos de dientes, toallitas húmedas, maquinillas de afeitar y los bastoncillos para oídos deben ser desechados en el contenedor gris.

En algunos depósitos o vertederos de basura se separan los materiales reciclables de estos productos. De esta forma, los envían a industrias de reciclaje para comenzar su proceso de conversión a nuevos productos.

Tapas y tapones

Los tapones y productos fabricados con corcho deben ser desechados en el contenedor de reciclaje naranja, indicado para desechos orgánicos, por sus cualidades para ser utilizados en compostaje.

En caso de no contar con un contenedor naranja, tiene que ser tirado en un contenedor amarillo por clasificar como un envase.

Dentro del contenedor amarillo también se deben desechar las chapas y las tapas de plástico.

Las tapas se funden para crear nuevos productos de plástico y el metal de las chapas se utiliza en la fabricación de repuestos automotrices, herramientas o envases.

Juguetes fabricados con plástico

Antes de tirar un juguete es importante revisar que no tenga partes fabricadas con otros materiales, como cajetines para baterías, cartón e incluso algunas piezas metálicas.

Lo ideal es acudir al punto limpio más cercano a tu residencia para que separen cada uno de los materiales y sólo deban fundir el plástico para crear un nuevo producto.

Sin embargo, si está en buen estado, evita desecharlo y dónalo a organizaciones no gubernamentales o en orfanatos para que los niños le den un nuevo uso.

Envases de briks

Los envases tipo brik tienden a ser desechados por las personas en el contenedor azul bajo la excusa de que es cartón.

Sin embargo, es una idea errónea porque están compuestos por cartón, aluminio y plástico.

Cuando se desecha algún producto tipo brik, debe ser en el contenedor de reciclaje amarillo.

Los productos al estar contenidos en el contenedor de reciclaje amarillo se trasladan a empresas en los que se separan los tres materiales y se envían a sus plantas de tratamiento correspondientes.

Pañales

Los pañales suelen ser desechados en los contenedores de desechos orgánicos, cuando -en realidad- deben ser depositados en el contenedor gris.

De igual forma los tampones, las compresas y el papel higiénico también debe ser desechado en el contenedor gris.

Papel de cocina

A pesar de que el papel de cocina haya sido fabricado en su totalidad con papel, no debe ser desechado en el contenedor azul.

Como el papel de cocina ha sido utilizado, se debe desechar en el contenedor de desechos orgánicos para ser utilizado como compostaje.

En caso de desechar papel film o papel de aluminio, debe introducirse en el contenedor de reciclaje amarillo para convertirse en nuevos productos.

Contenedores de reciclaje: conoce sus significados

Contenedores de reciclaje: conoce sus significados

Para evitar cada uno de los errores que te mencionamos en la lista anterior, te explicamos el significado de cada uno de los colores de los contenedores de reciclaje y qué debes desechar en ellos.

El contenedor azul es el indicado para los desechos que hayan sido fabricados con papel o cartón, como hojas, periódicos, envases o cajas previamente plegadas.

El contenedor de reciclaje naranja es utilizado para el almacenamiento de los residuos orgánicos. En caso de no contar con un contenedor naranja se deben desechar en el contenedor de color gris.

También encontramos el contenedor amarillo, en el que se deben tirar los productos fabricados con plásticos y latas, como las latas de refresco, bolsas o envases plásticos.

El contenedor de reciclaje verde tiene como finalidad resguardar desechos de vidrio. No se deben desechar productos fabricados con cristal, cerámica o porcelana, ya que tienen un proceso de reciclado distinto.

El contenedor gris es uno de los más comunes de encontrar, ya que en él se desecha la basura que no debe estar en los otros contenedores de reciclaje porque no es reutilizable.

Por último, en algunas localidades se encuentra el contenedor de reciclaje rojo en el que se desechan residuos peligrosos, como aerosoles, desechos de hospitales, baterías o productos tecnológicos.

Beneficios de un buen reciclaje

Beneficios de un buen reciclaje

Si evitas los errores de reciclaje y sigues los consejos de desecho, lograrás formar parte del proceso del ideal para contribuir con el cuidado del medio ambiente, además de reducir tu impacto ambiental.

Colocar los productos en los contenedores indicados reduce las horas de trabajo que se destinan a su clasificación y al traslado de los productos a las plantas de tratamiento correcto, acortando el tiempo necesario para la transformación de cada producto.

Para promover el reciclaje, al menos en el caso de los objetos que se deben llevar a los puntos limpios, algunos de estos establecimientos compensan con dinero tu esfuerzo en reciclar y acercarte para dejar los productos previamente clasificados.

Sólo con introducir los productos a sus contenedores indicados contribuyes con el ahorro de la energía y evitas el crecimiento de la contaminación del aire con los gases de efecto invernadero.

Esperamos que ahora sepas las mejores prácticas del reciclaje y cómo evitar los problemas que se presentan con cotidianidad en este proceso.

Recuerda que el planeta es nuestra casa y entre todos debemos esforzarnos por mantenerla limpia y saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *