fbpx
El rol de las empresas en la construcción de un futuro sostenible

El rol de las empresas en la construcción de un futuro sostenible

La Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) proporcionan a las empresas un marco idóneo para estructurar su enfoque hacia la sostenibilidad. Es evidente que cada vez más corporaciones optan por emprender este camino, considerándolo clave para la seguridad empresarial. Esta tendencia se manifiesta en la integración de la sostenibilidad y diversos criterios en sus estrategias centrales.

Dentro de estos criterios, se destacan los aspectos ambientales, sociales y de gobernanza, los cuales se convierten en elementos fundamentales de la estrategia central de negocios. Según el reciente informe «Approaching the Future 2023», estas consideraciones se posicionan como prioridades cruciales para las empresas.

La respuesta a la pregunta inicial sobre la compatibilidad entre sostenibilidad y empresas parece ser un rotundo sí. La sostenibilidad no solo puede consolidarse en los modelos de negocio, sino que se integra de manera intrínseca en las estrategias empresariales.

Esto se evidencia no solo en la adopción de prácticas sostenibles en las operaciones diarias, sino también en la definición de proyectos estrechamente vinculados a los ODS de cada empresa, así como en las mejoras en los informes corporativos. Además, las empresas demuestran su compromiso mediante la adaptación a normativas y regulaciones innovadoras en materia ambiental, social y de gobernanza, consolidando así un enfoque integral en las áreas más relevantes y trabajadas de su gestión empresarial.

Cómo conseguir que tu empresa sea sostenible

Las empresas sostenibles están demostrando que implementar estrategias de sostenibilidad en cualquier tipo de empresa resulta bastante rentable, pero supone conocer los recursos que consume. También debe conocerse cada punto de la cadena de valor donde existe ineficiencia, porque tendrá como resultado mejoras sustanciales y un incremento de las ventas.

Esto se explica porque existe un aumento en la comunidad de consumidores responsables que consideran dónde compran y a qué están contribuyendo con sus decisiones. Recuerda que esa estrategia de sostenibilidad permite generar soluciones que trascienden a las tres áreas de la sostenibilidad, la social, la económica y la ambiental.

Seguidamente se te suministran 10 consejos por donde puedes empezar para que tu empresa sea realmente sostenible.

Inspecciona y reduce el consumo energético:

Promover e incentivar en el equipo de trabajo hábitos que involucren la disminución en el consumo de energía, es un buen inicio. Enseña a apagar los equipos que no estén en uso, a ajustar la temperatura del área de trabajo, etc. puede contribuir con un mejor ambiente laboral.

También puedes analizar la posibilidad de cambiar cualquier equipo obsoleto por otro más eficiente y que genere un menor consumo de energía.

>  Elige la servilleta de papel ecológica para tu restaurante

Sé muy selectivo con tus proveedores:

Debes promover en tu empresa que solo se contrate a proveedores con demuestren un verdadero compromiso ambiental, dando prioridad a proveedores cercanos o de confianza. De esta manera no solo trabajas a lo interno de tu negocio, sino que ayudas a generar empresas sostenibles.

Incentiva el uso del transporte sostenible:

Intenta invertir en coches híbridos o eléctricos, promover el transporte privado de tus trabajadores, utilizar transporte público, usar la bicicleta o movilizarse a pie. Se trata de acciones que evidentemente reducen el impacto ambiental causado por el transporte.

Restringe el uso de papel:

El papel que se usa en cualquier empresa provoca muchos problemas ambientales como la deforestación, acumulación de desechos sólidos, el cambio climático, etc. Promover el uso de archivos digitales y digitalizar los procesos internos de tu empresa, puede reducir o anular el uso de papel.

Gestiona con eficiencia los residuos:

Las empresas son enormes productoras de residuos, así que practicar la regla de las 3R, sería muy ventajoso, siempre que lo hagas en un orden adecuado.

Incentiva la educación ambiental:

Diseña y ejecuta campañas de educación ambiental entre grupos de trabajadores que puedan capacitar y concientizar a todos los empleados.

Implementa el ecodiseño:

El novedoso ecodiseño es la concepción de productos o prestación de servicios desde una conciencia ambiental, considerando todo el proceso productivo que esto involucra. Utiliza materiales que provengan de fuentes renovables, con un probado bajo consumo de energía, poco contaminante, etc.

Promueve el comportamiento responsable de tus clientes:

Procura que tus clientes tengan comportamientos responsables, diseñando y ejecutando campañas de promoción donde se premien todas las acciones sostenibles.

Apoya cualquier acción social:

Pequeños gestos son suficientes para beneficiar a muchas personas, colabora con asociaciones o particulares que impulsen acciones socioambientales. Crea una fundación dedicada a la formación de personas para la conservación del ambiente, así generas conciencia, al tiempo que reduces impuestos.

Vigila y reduce tu huella de carbono:

Aun las empresas sostenibles generan acciones que dañan el ambiente, vigilarlo y proponer acciones que minimicen este daño es necesario para ser más sostenibles.

Planifica tus objetivos

Las empresas sostenibles han llegado al punto en que se encuentran porque han tenido metas claras y han sabido organizarse planificando sus objetivos. Los objetivos estratégicos son esenciales dentro de tu plan de desarrollo para poder alcanzar tus metas a largo plazo, por eso necesitas tener ideas claras.

Planificar hacia dónde quieres ir y tener una manera sencilla de compartir esos objetivos con tu equipo de trabajo, es algo que no puedes obviar. En este sentido, siempre será ventajoso marcar la diferencia entre los objetivos estratégicos y las metodologías que debes usar para establecer metas.

Conciencia a tus empleados

El lugar de trabajo es el sitio donde las personas pasan más horas al día, así que es importante que el empleado se sienta valorado. Además, resulta un punto cardinal que se vea como alguien útil, apoyado y respaldado por sus supervisores y la empresa misma.

>  Tejido no tejido, la revolución ecológica

Cuidar a sus empleados, usando los mecanismos con los que cuentan las empresas sostenibles, incluyen convencerlo de que debe llevar unos hábitos de vida saludables. Para ello es necesario, además de lo obvio, desarrollar actitudes de conservación del entorno en que se desarrolla él y su familia.

Concientizar a sus empleados, al final, es la mejor inversión a futuro que una empresa puede llevar adelante, y eso está totalmente demostrado. La salud, la satisfacción y la motivación de los empleados genera una mayor rentabilidad y productividad, porque la salud ambiental genera paz y tranquilidad laboral.

empresas-sostenibles

Controla el consumo energético

El control del consumo energético es un comportamiento importante si se desea reducir el consumo de energía y los innumerables costes asociados a ella. Además, esta conducta impulsada en los empleados, contribuye a la protección del ambiente, y puedes implementar el uso de dispositivos automatizados para controlar su consumo.

Las empresas sostenibles son conscientes de la importancia de implementar medidas para mejorar la eficiencia energética y reducir el gasto energético de sus instalaciones. Las auditorías energéticas y el uso de sistemas de gestión energética son una pieza clave para un consumo eficiente y ahorro en cualquier organización.

Premia el compromiso de tus empleados

Premiar a los empleados es algo que está estrechamente asociado a su satisfacción laboral, porque se sienten más motivados cuando son recompensados por su esfuerzo. Hay algunas características que pueden ayudarte a definir el reconocimiento y que este sea efectivo, tales como:

Que sea oportuno, frecuente, específico, visible, inclusivo, que esté basado en valores y que sea realmente objetivo. En la actualidad se está usando un software de evaluación del desempeño que te ayude a seleccionar el empleado a premiar, sería ideal.

Incentiva a tus clientes a tener un comportamiento sostenible

Te ofrecemos algunas ideas actualizadas para incentivar un comportamiento sostenible en tus clientes:

  • Permanece en el radar.
  • Crea un boletín con notas sobre sostenibilidad destinado a tus clientes.
  • Haz ventas cruzadas.
  • Diseña un programa de fidelización para clientes con conductas sostenibles.
  • Fortalece vínculos emocionales.
  • Ayuda a tus clientes a conseguir sus propios clientes.
  • Realiza eventos de conservación ambiental.
  • Reparte material ilustrativo.
  • Crea combos alusivos a la sostenibilidad.
  • Ofrece beneficios a los clientes que demuestren comportamientos sostenibles.

Trabaja con proveedores con los mismos valores

Las empresas sostenibles aspiran mejorar su ranking dentro del mercado, así como su competitividad, y, el secreto para lograrlo es contratar proveedores con valores similares. Esto garantiza calidad, costo, plazos de entrega y servicios postventa, por eso debes aplicar criterios de selección de proveedores que garanticen la sostenibilidad de tu empresa.

Entre los valores que debes compartir con tus proveedores debes considerar siempre, que expresen fiabilidad, credibilidad, confianza, responsabilidad, respeto, sentido de pertenencia y calidez humana.

Digitaliza la empresa

Pensar en digitalizar tu empresa es uno de los pasos más importantes que puede dar toda corporación que anhele ser parte de las empresas sostenibles. Se trata de dejar atrás cualquier proceso obsoleto que esté generando demoras y posibles consumos extras de energía, para entrar de manera definitiva al mundo digital.

Gestión de residuos

Practica la gestión de las 3R: Reduce la cantidad de residuos, Reutiliza los residuos que se puedan reutilizar y Recicla todo lo que no puedas reducir ni reutilizar.

Beneficios de ser una empresa sostenible

Son muchos los beneficios que se obtienen por llegar a ser una empresa sostenible, si vas en este camino, deberías considerar los siguientes:

  • Mejora la imagen de empresa:

Una excelente reputación empresarial es sinónimo de contar con una gran salud, económicamente hablando.

  • Reduce costes:

La implementación de medidas sostenibles ayudarán a que puedas reducir costes.

  • Llama la atención de nuevos y potenciales inversores.
  • Mejora en mucho, el ambiente laboral.
  • Siempre tendrás mayores oportunidades de negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestras Newsletters