fbpx

Dosis de jengibre y otros datos sobre esa planta multifuncional

Dosis de jengibre y otros datos sobre esa planta multifuncional

Más allá de las dosis de jengibre que podemos consumir al día, hay una verdad irrefutable: esa planta sirve para mucho más de lo que mucho sabemos.

En el mundo científico se le conoce como Zingiber Officinale, un tubérculo que se considera un superalimento. Su sabor picante y aroma característico le han asegurado un espacio en las grandes cocinas de la gastronomía mundial.

De los platos saltó a los consultorios médico, pues unas dosis de jengibre pueden ayudar a mitigar nauseas, dolores musculares, irritación en la garganta, estimula a los órganos, desintoxica, son solo algunos de los beneficios de esta planta.

Debido a su poder, no es mala idea conocer las dosis de jengibre que debes consumir en diversas situaciones y puedas ayudar a cualquier persona que esté presentando algún problema de salud o desee fortalecer su organismo.

Empecemos por el comienzo y vamos adentrándonos en tema, para llegar a la cantidad de jengibre que se recomienda consumir en distintos casos.

Jengibre ¿Planta, fruto o raíz?

Jengibre ¿Planta, fruto o raíz?

Como te dijimos con anterioridad, el jengibre es un tubérculo. Es originario de las zonas cálidas del continente asiático. Por esa razón, es una planta muy utilizada en la India, Japón y China, tanto en la cocina como fuera de ella.

Esta planta milenaria, forma parte de una de las herencias de Asia al mundo, aunque ahorita se cultiva en grandes zonas del Sur de América, también en África.

El consumo principal de este alimento es vía oral. Sin embargo, es utilizado de otras formas, por ejemplo, en cremas para ser aplicada sobre la piel.

Beneficio de incluir unas dosis de jengibre en tu dieta

Beneficio de incluir unas dosis de jengibre en tu dieta

Ahora vamos a enumerar los principales beneficios que aporta el consumo regular de jengibre.

  • Metabolismo: El agua de jengibre, muy famosa por estos tiempos, es un termogénico natural. En otras palabras, promueve el consumo de calorías. Por tanto, es un alimento ideal para quienes desean perder peso.
  • Apetito: Para quienes desean mitigar la sensación de apetito, en procesos de ansiedad, un té de jengibre es una gran ayuda. Una taza y desaparecerá la necesidad de comer entre comidas.
  • Azúcar: ¿Problemas con tus niveles de azúcar en sangre? El jengibre te puede ayudar. El consumo regular de esta planta equilibra tus valores de azúcar y, por consecuencia, previene la diabetes.
  • Colesterol: Se ha comprobado que las personas con problemas de colesterol encuentran un alivio en el jengibre. También apoya la disminución de la presión arterial, evita problemas arteriales, combate los radicales libres y diluye la sangre.
  • Digestión: Debido a que estimula el tránsito intestinal, es un excelente ayudante al momento de hacer la digestión. En ese mismo sentido, apoya la absorción de nutriente y promueve la eliminación de toxinas de nuestro organismo.
  • Antiinflamatorio: Durante procesos inflamatorios se recomienda el consumo de jengibre, como coadyuvante en la reducción de inflamación y dolores musculares.
  • Antibacterial: En cuadros infecciosos por la presencia de algunas bacterias, el consumos de unas dosis de jengibre ayudan a combatir la infección y eliminar las bacterias del organismo.
  • Garganta: Ante problemas de la garganta, por irritación o como síntoma de otra enfermedad, el jengibre aporta el alivio necesario para continuar hablando sin problemas.  

Dosis de jengibre que podemos consumir

Dosis de jengibre que podemos consumir

En términos generales, el consumo diario de jengibre no debe sobrepasar los 4 gramos al día. Esto equivale a una cucharada de jengibre en polvo o una loncha grande del tubérculo fresco.

Todo dependerá del tipo de apoyo que necesitas, pero las dosis recomendadas, según los casos más comunes son:

  • Nauseas: 500 miligramos a 2 gramos al día, dependiendo de los síntomas.
  • Menstruación con dolor: 250 mg hasta cuatro veces al día durante 3 días.
  • Dolor de garganta: Consumirlo en caramelos tres veces al día.
  • Aromaterapia: Inhalar por la nariz y exhalar por la boca el vapor de jengibre durante tres oportunidades. Se puede acompañar de otras plantas, como el cardamomo o la menta.
  • Cápsulas de 250 mg: En caso de que tengas esta presentación, podrás tomar una cápsula en caso de mareo o vértigo.
  • Infusión de jengibre: Como té diario, frío o caliente, con un poco de limón, te ayudará a evitar dolores generales, problemas intestinales y estomacales.
  • Tos: En casos de tos, puedes hacer una infusión de jengibre con limón y lo endulzas con miel natural. Además de aliviar la irritación en la garganta, ayudará a eliminar la tos.

Actuando con responsabilidad y bajo supervisión médica, te invitamos a incorporar el jengibre a tu dieta diaria.

Evita la automedicación puede ser peligroso, aun cuando se trata de un alimento 100% natural. Tampoco debes sobrepasar el máximo permitido.

Para ayudarte a entender las situaciones cuando debes tener más cuidado, continua leyendo.

Cuidados especiales al consumir jengibre

Cuidados especiales al consumir jengibre

Más allá de los grandes beneficios que supone este superalimento al incorporarlo en nuestra dieta, el consumo sin control puede generarnos daños colaterales que no deseamos.

Veamos algunos casos en los que las dosis de jengibre deben estar muy controladas o -incluso- desaparecer de nuestra dieta.

  • Su consumo debe ser controlado en personas menores de dos años, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Entre sus propiedades está la dilución de la sangre, lo que puede resultar peligroso en los casos citados.
  • El jengibre disminuye la presión arterial, por tanto, se recomienda que las personas que sufren de hipertensión eviten el consumo de este tubérculo.
  • También resulta un elemento que inhibe el óptimo funcionamiento de los fármacos utilizados en algunos tratamientos contra enfermedades del corazón, trastornos renales o de tiroides.
  • Debido a que promueve la producción de bilis, no es recomendable para las personas que sufren de cálculos renales.

En todo caso, esta información te la suministramos en forma de alerta. Lo más recomendable y responsable es que consultes con tu médico si puedes consumir jengibre en cualquiera de los casos citados con anterioridad.

Formas de consumir jengibre en tu dieta diaria

Formas de consumir jengibre en tu dieta diaria

El consumo diario de jengibre es muy sencillo, aquí te dejamos algunas ideas que puedes empezar a utilizar desde hoy mismo.

  • Té: Toma un trozo de jengibre fresco, sumérgelo en una taza de agua hirviendo durante un máximo de 6 minutos. Agrega limón, canela y azúcar al gusto. Tendrás un delicioso té como dosis de jengibre ideal.
  • Agua de jengibre: Tan sencillo de preparar como el té. Deja remojando -durante toda una noche- dos rodajas de jengibre en un litro de agua. Al día siguiente, la metes al refrigerador y la bebes cada vez que tengas sed.
  • Condimento: La presentación el presentación en polvo del jengibre te ayudará a realzar los sabores de sopas, carnes, ensaladas y hasta dulces. Agrega unos toques de jengibre en polvo y los sabores explotarán en la boca de tus comensales invitados.
  • Galletas de jengibre: En Internet te encuentras con un montón de recetas de galletas, pero ninguna como la de jengibre. Además de ser un sabor que impresionará a muchos, conoces los beneficios de su consumo.
  • Cápsulas: Disponibles en muchas tiendas, es la forma más sencilla de consumirlo. Sigue los consejos del médico y no te excedas.

Como te hemos dicho con anterioridad, el consumo de este tipo de planta medicinales no debes tomártelo a la ligera. En cualquier caso, debes consultar a tu médico la cantidad de jengibre que puedes consumir y en qué casos.n

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *