fbpx

Consumo sostenible de agua: tips para conseguirlo

Consumo sostenible del agua

El consumo responsable de agua es fundamental para la salud, los avances socio-económico a nivel mundial y el equilibrio del ecosistema. Por eso, en esta ocasión planeamos enseñarte a utilizar y reciclar correctamente este recurso natural.

Recuerda que, el agua es vida y por eso debemos cuidarla. Sin más demora ¡aquí vamos!

El agua, un recurso natural valioso

El consumo sostenible de agua resulta imprescindible para reducir enfermedades a nivel global, mejorar el bienestar social y aumentar la productividad económica en las poblaciones. Por lo tanto, es importante concientizar sobre su utilización.

Aprovechar conscientemente el agua garantiza su calidad y evita que se degrade. De esta manera, podrá asegurarse su disponibilidad futura. Sin agua no contaminada, es imposible que exista vida en nuestro planeta tierra.

De hecho, el agua es tan indispensable para la humanidad que su inadecuado uso provocaría enfermedades y mermaría poblaciones enteras. Por esa razón, desde Greenuso invitamos a enfrentar la crisis hídrica ¡desde ya!

Mediante la protección y consumo responsable de agua todos los rincones del planeta tendrán acceso a agua limpia. Esta debe estar libre de agentes contaminantes, garantizando su accesibilidad en el presente y hacia el futuro.

6 tips para el consumo sostenible de agua

Como sabemos, los seres humanos no podemos vivir más de una semana sin consumir agua. Por eso, si te preocupa la crisis hídrica chequea estos 6 hábitos de consumo responsable del agua.

1. Reutiliza el agua en casa

Generalmente, en la jardinería se desperdicia mucha agua potable cuando se riegan las plantas y limpian los senderos. Sin embargo, puedes ahorrar considerablemente este recurso si utilizas agua de lluvia.

Por tanto, sería estupendo colocar en los jardines depósitos para recolectar agua de lluvia. Incluso, esta misma podrías aprovecharla cuando laves el carro o realices cualquier otra tarea doméstica

Además, puedes reciclar el agua que sobró cuando terminaste de lavar la ropa en cualquier tarea doméstica como limpiar los baños, cochera; entre otras más.

2. Chequea si tienes alguna fuga de agua y repárala

Aunque no lo creas, por una pequeña fuga en las tuberías se pueden derramar enormes cantidades de agua diariamente. Por ese motivo, debes tener conciencia sobre el planeta, ser más responsable y solucionar estas averías de inmediato.

consumo sostenible del agua

Las fugas de agua generalmente se originan por tener tuberías muy viejas, conexiones mal elaboradas, presión hídrica elevada o tras haber comprado tuberías de mala calidad. No obstante ¡llama al fontanero!

3. Ahorra agua

Haz un uso consciente del agua y ahorra muchos litros anualmente. Desde ahora, evita tomar largas duchas, cierra el grifo mientras cepillas tus dientes, enjabonas o afeitas tu barba, e incluso, usa la lavadora y lavavajillas solo cuando tengas cargas grandes.

También, resulta muy conveniente instalar dispositivos reductores del caudal de agua en todos los grifos. Estos te permitirán controlar los litros de agua que utilices por minutos.

Y, finalmente, evita usar la manguera cuando decidas lavar tu automóvil, motocicleta o bici, para no desperdiciar agua. Sin duda, ¡sencillas acciones harán una gran diferencia!

4. Instala grifería termostática o electrónica

Las griferías electrónicas reducen el consumo de agua considerablemente. Esto gracias a que están diseñadas para abrir o cerrar la corriente hídrica en modo automatizado cuando acercas o alejas tus manos.

Este considerable ahorro de agua convierte a los grifos termostáticos en alternativas beneficiosas para el medio ambiente. Ya que evitan el desperdicio hídrico y reducen el impacto del consumo humano sobre nuestro planeta.

5. Establecer planes de agricultura sostenible

Es vital que los gobiernos del mundo entero establezcan planes de agricultura sostenible donde sea posible ahorrar más recursos hídricos. Actualmente estos métodos pueden lograrse gracias al uso inteligente de la tecnología 3.0.

De esta manera, los agricultores podrán emplear sensores inteligentes para medir la humedad del suelo, variables climáticas, el estado de las plantas y otros. Así, se reduciría el desperdicio innecesario del agua.

6. Gestión eficiente de los recursos

Hoy día, la sociedad global se enfrenta a una crisis hídrica real que solo puede ser contrarrestada mediante el consumo sostenible del agua, fomentando energías limpias y optimizando los procesos productivos.

Por eso, entre otras cosas, es necesario regular el uso del agua en las cuencas hidrográficas. De esta forma se optimizan los procesos hídricos logrando así:

  • Disminución del consumo de agua. Así se garantizarían mejoras en las redes de distribución, la detección de averías, fugas y otros.
  • Mayor calidad de las aguas vertidas. Esto gracias a los sistemas de control contaminante en redes de saneamiento, depósitos de tormentas y otros.

En definitiva, el consumo sostenible de agua es un gran reto que tenemos por delante para satisfacer las necesidades hídricas actuales y no afectar a las generaciones futuras. ¡Piénsalo y toma conciencia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *