fbpx

Tejas solares fotovoltaicas: tu casa más ecológica

Tejas solares fotovoltaicas: tu casa más ecológica

Se estima que el uso de 100 KW de energía solar, generada con tejas solares fotovoltaicas o cualquier otro sistema de producción de energía solar, evita la emisión de unos 75 mil kilogramos de CO2 anuales.

En otras palabras, aprovechar la energía que podemos generar gracias a los rayos solares, cubre la demandas personales de energía y ayuda a la preservación del medio ambiente.

Hasta hace poco tiempo, las instalaciones que se empleaban para la producción de energía solar eran muy costosas, sin embargo, esa realidad ha cambiado y ahora son productos al alcance.

Además de costosas, la instalación de sistemas de producción de energía solar eran cosas del futuro, tendrías que manejar un gran conocimiento para utilizarlo en tu día a día, pero ya están aquí y ahora podemos aprovecharlos.

¿Cómo es posible? Gracias a la innovación.

Aquí te hablaremos de una de esas innovaciones en el campo del aprovechamiento de la energía solar, las tejas solares fotovoltaicas.

Juntos, aprenderemos sobre esta tecnología, los tipos que se encuentran disponibles en el mercado, cómo utilizarlos y las ventajas que te ofrecen.

Estas son las tejas fotovoltaicas

Estás son las tejas fotovoltaicas

Las tejas fotovoltaicas fueron un proyecto estudiantil que se dio a conocer, en el año 2009, por jóvenes de la Universidad de Minho y la Universidad Nova de Lisboa.

Desde su presentación, se posicionó como un tipo de tecnología innovadora que permitiría, de forma muy sencilla, ofrecer la energía necesaria para el funcionamiento de una instalación, ya sea de vivienda, comercio u oficinas.

Hoy, ese proyecto es una realidad.

Las tejas fotovoltaicas son un dispositivo que sirve para proteger una instalación, como las tejas normales, con la particularidad que incluyen un completo sistema que permite capturar y transformar la energía solar.

Se estima que la instalación de 45 metros cuadrados de tejas fotovoltaicas es capaz de generar unos 3 kW. ¿Qué significa eso? Que genera la energía necesaria para que funcione toda una vivienda.

Tipos de tejas solares

Tipos de tejas solares

Como te debes imaginar, desde 2009 a la fecha, mucha agua ha corrido por debajo del puente. Es decir, son muchos los tipos de tejas fotovoltaicas que puedes encontrar en el mercado.

Sin embargo, para facilitar el entendimiento de esta novel tecnología, se tiende a agrupar en tres tipos:

Fotovoltaicas

Las tejas fotovoltaicas no varían, en concepto, de las celdas solares que conocemos con regularidad en este campo de la generación de energía.

Sin embargo, la innovación está en su forma. A simple vista, parecen una teja habitual, con la diferencia de contar con un sistema para captar y trasformar la energía solar en energía eléctrica.

El sistema de interconexión de cada teja se mantiene por debajo de las tejas fotovoltaicas, por tanto, la estética de tu vivienda o edificio no se ve afectada. Tendrás los techos más bellos y eficientes de tu vecindario.

Por lo general, este tipo de instalaciones se conectan a baterías, que sirven para almacenar el excedente de la producción de energía que podrías tener en tu sistema.

Ese excedente podrías incluso comercializarlo con un vecino y disminuir los costes de la instalación.

En cuanto al material de fabricación de las tejas fotovoltaicas, en el mercado encuentras piezas de cerámica, pizarra o las tradicionales de arcilla.

Térmicas

A partir de una innovadora teja, fabricada en vidrio o pizarra, las tejas solares térmicas tienen la capacidad de aprovechar la energía calórica que produce el Sol.

Este es uno de los sistemas de producción de energía más limpios y ecológicos que existen en el momento.

Las tejas térmicas captan el calor en su interior y lo envían, en forma de aire caliente, a un acumulador de calor. Esta instalación -a su vez- está conectado al sistema de calefacción y tuberías de agua de la vivienda, comercio u oficina.

De esta forma, se aprovecha el calor producido por el Sol para brindar calefacción a tus espacios y calentar el agua que utilizamos.

Híbridas

Las tejas híbridas, como su nombre lo indica, toman un poco de las dos propuestas anteriores para presentar una solución más completa a nuestras necesidades.

Los sistemas constituidos con tejas híbridas tienen la capacidad de generar energía eléctrica, calefacción y agua caliente, una solución más integral que las anteriores.

Desde el punto de vista estético, las tejas solares híbridas no son muy diferentes a las anteriores, por lo que podrías instalarlo en tu techo actual sin ningún inconveniente.

Ventajas y desventajas

Ventajas y desventajas

Cuando estamos a tecnología tan nueva, como las tejas solares, necesitamos razones que nos inviten a confiar en este tipo de artefactos.

Por esta razón, te mencionaremos las ventajas de emplear este tipo de sistemas. Para ser justos, también incluimos las principales desventajas identificadas por los usuario comunes de estas soluciones.

Ventajas

Entre las principales ventajas de usar tejas fotovoltaicas, tenemos:

  • La primera ventaja que te generará la utilización de tejas solares es la revalorización de la propiedad. Contar con un sistema como este, llamará la atención ante intención de venta.
  • Integración con cualquier sistema de tejas tradicionales, convivencia que permite que ambos sistemas convivan en un mismo techo sin afectar la estética de la construcción.
  • Cada uno de las piezas de un tejado solar es independiente. De esta forma, si alguna de las tejas sufre algún daño, no tendrás problemas con la generación y solo tendrás que cambiar la teja averiada.
  • Debido a que su sistema de instalación es igual al empleado para la colocación de las tejas tradicionales, tienes la posibilidad de instalar tu techo de tejas solares sin gran complicación.
  • La sustitución del techo de una vivienda por este tipo de sistemas de aprovechamiento de la energía solar, permite generar la electricidad de esta vivienda o -al menos- un gran porcentaje, dependiendo de los hábitos de consumo.
  • Al ser estéticamente iguales a una teja tradicional, se pueden utilizar en edificios protegidos y zonas donde no se permite la instalación de un sistema de paneles solares.

Desventajas

Entre los usuarios e instaladores de este tipo de tecnología se identifican las siguientes oportunidades de mejora en el uso de las tejas solares.

  • La primera desventaja es la inversión. Como la mayoría de las instalaciones iniciales de un desarrollo tecnológico de este tipo, necesitas un presupuesto considerable para su puesta en marcha.
  • La instalación es fija, es decir, no se pueden mover para aprovechar durante más tiempo la luz del Sol. Sin duda, esto afecta la capacidad de producción de todo el sistema.
  • Al ser una tecnología nueva, en pleno desarrollo y expansión, la capacidad de generación no se puede comparar a la que se alcanza con los paneles solares, una solución con más experiencia en este sector.
  • Otra de las desventajas es que la limpieza y mantenimiento, al compararlas con las celdas solares habituales, es un poco más complicado, sobre todo por estar instaladas en el techo de una edificación.
  • De momento, hay pocas empresas dedicadas a la fabricación de tejas solares, esta realidad termina por afectar los costes de producción y -por consiguiente- el coste de venta.

Tejas o placas, ¿qué tecnología es mejor?

Tejas o placas ¿Cuál tecnología es mejor?

Comparar un sistema de tejas solares con placas fotovoltaicas parecería sumar peras con manzanas, sin embargo, por su utilización, es conveniente comparar ambos sistemas.

Al analizar el apartado de la integración arquitectónica con la propiedad, por un amplio margen de ventaja, el premio es para las tejas solares. Como indicamos con anterioridad, son iguales a una teja tradicional, lo que las hace invisibles.

Sin embargo, al analizar la capacidad de producción, las placas solares se llevan el galardón. En la actualidad, necesitas entre 9 y 11 metros cuadrados de tejas frente a un máximo de 7 m2 de celdas solares para producir 1 Kwp.

La teja, frente a las celdas solares, representa un ahorro. Esto es más evidente en edificaciones en construcción o reformas. ¿Por qué decimos esto?

La teja fotovoltaica sustituye a la celda común, por lo que no será necesaria comprarla durante una construcción o reforma. En cambio, al usar el sistema de celda solar, igual tendrás que comprar e instalar las tejas de los techos.

Bien, esas son las principales diferencias que puedes encontrar entre un sistema y otro. Selecciona el que mejor se adapte a tu necesidad e instálalo en tu vivienda.

Esta es la solución que propone Tesla

Antes de irte, te invitamos a ver el sistema de tejas solares que ofrece Tesla, uno de los fabricantes de estos equipos en el mundo.

La idea es que veas cómo se integran con los inmuebles y entiendas un poco más sobre su funcionamiento.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *