Aloe vera: propiedades y usos

greenuso
greenuso

Desde los egipcios, Cristóbal Colón y tu abuelita, has utilizado aloe vera, una planta que ha estado presente en todo momento y es ideal para diferentes afecciones.

En la actualidad, se conocen unas 250 especies de aloe vera o sábila, como también se le conoce a esta planta que se reproduce en ambientes desérticos o semidesérticos.

Tiene una forma muy característica: hojas gruesas con terminación en puntas afiladas que pueden ser incómodas al tacto. Debajo de la corteza, se encuentra el apreciado gel de aloe vera, con el que se tratan diversas partes del cuerpo.

En este artículo conversaremos más sobre el aloe vera, sus propiedades, usos y beneficios para tu salud. Además, conversaremos sobre los cuidados básicos que debes darle a tu planta para mantenerla sana y fuerte.

Beneficios del aloe vera

Beneficios del aloe vera

El aloe vera es una planta que crece en climas calurosos, cuya forma se parece a la corona de la piña, pero mucho más grande y gruesa.

Esta planta es de pH neutro, por tanto, se utiliza para regularizar diversas funciones de nuestro organismo. Por ejemplo, es ideal para tratar afecciones del sistema digestivo, como las úlceras o la indigestión.

Además, es ideal para el tratamiento de afecciones de la piel, con un poder de refrescamiento y efectividad que no se encuentra con facilidad en otras plantas o productos.

Por otro lado, también se utiliza en procesos de pérdida de peso, pues es un reductor natural de las estrías que aparecen en la piel.

Pero ¿qué la hace tan versátil?

Estudios realizados a la planta ha permitido identificar que se encuentra compuesta por más de 70 ingredientes activos, entre ellos: vitaminas, sacáridos, lignina, minerales, aminoácidos y enzimas.

 Siendo un poco más específicos, en el aloe vera se encuentra las vitaminas A, B, B1, B2, B3, B6, B12, C y E; además minerales como el magnesio, sodio, fósforo, calcio y zinc.

Usos comunes de la sábila

Usos comunes de la sábila

Ya conocimos los beneficios básicos del aloe vera, ahora veamos los usos comunes en distintos casos.

  • Acné: Uno de los grandes beneficios de esta plata es su capacidad de absorber grasa y regenerar la piel. Por eso, es indicado en la mayoría de tratamientos contra el acné.
  • Rasurado: Como indicamos, el aloe vera coadyuva la regeneración de la piel y aporta calma a la irritación. Esta razón lo hace un producto ideal para aplicar después del afeitado o depilación.
  • Heridas en la piel: Continuando con las bondades que aporta el uso de aloe vera a sobre la piel, debemos comentarte que es un excelente remedio para heridas y cicatrices.
  • Pies: La resequedad en tus pies se puede despedir tras el uso de productos con aloe vera. También se puede utilizar para darle un toque de frescura cuando el cansancio se apodera de tus pies.
  • Picaduras: Las picaduras de insectos y mordidas de animales pueden inflamar la piel. El aloe vera es ideal para aliviar la molestia causada por mordeduras o picadas de insectos.
  • Cabello: La caída, resequedad y la caspa se pueden controlar con el uso de productos capilares con aloe vera. Por su alto contenido en vitaminas y minerales, fortalecerá y mejorará el crecimiento de tu cabello.
  • Diabetes: Ayuda a disminuir los índices de azúcar en la sangre, por tanto, es ideal para las personas que padecen diabetes.
  • Digestión: El estreñimiento y los problemas gástricos se disminuyen al consumir aloe vera. Esta planta ayuda y mejora la funcionalidad del sistema digestivo, coadyuvando a la digestión de los alimentos y su correcta evacuación. 

Aloe vera: dosis recomendadas

Aloe vera: dosis recomendadas

Aunque el único facultado para darte una dosis correcta y recomendada de uso es un médico, te dejamos una guía para que conozcas cuáles podrían ser las cantidades recomendadas para los usos más frecuentes.

  • Estreñimiento: 100 a 200 miligramos diarios.
  • Higiene bucal: Pasta dental con aloe vera durante 24 semanas.
  • Cicatrización de heridas: Crema con concentración de 0,5% de aloe vera al día.
  • Control de colesterol: 300 miligramos dos veces al día.
  • Quemaduras: Gel al 97% de concentración.
  • Cuidado del cabello: Una cucharada de gel añadido a tu champú.
  • Problemas intestinales: 100 mililitros de agua de aloe vera dos veces al día.

Cuidados a tu planta

Cuidados a tu planta

Aunque muchas personas las relacionan con los cactus, en realidad las plantas de aloe vera forman parte de familia de las suculentas.

A pesar de provenir de zonas calientes, necesita agua para vivir de forma correcta. El agua la almacena dentro de sus hojas, donde termina convertida en el gel que todos conocemos y tanto apreciamos.

Para mantenerla durante mucho tiempo debes:

  • Plantarla en una maceta mediana de profundidad media. Las raíces de esta planta son abundantes, necesitan espacio para crecer y sostenerse.
  • El envase debe permitir el drenaje perfecto de la planta, ella solo consumirá lo necesario. Además, evitarías que se pudran las raíces.
  • Cada cierto tiempo, es recomendable añadir compost a la tierra. Es preferible que sea del tipo no absorbente.
  • Este tipo de plantas aman el Sol. Por tanto, es ideal colocarlas donde esté expuesta al Sol directo durante varias horas al día.
  • En tiempo de calor se deben regar como máximo una vez a la semana. En época de frío, con una vez al mes será suficiente.
  • Las plantas se comunican, si vez que las puntas se están arrugando, te está pidiendo agua, entonces riégala con mayor frecuencia.
  • Esta planta tiene la capacidad de absorber los nutrientes de la tierra. Una vez al año agrégale abono para mejorar su estado.

 ¿Ya sabes cuál será la próxima planta que tendrás en casa? No lo pienses más, sin dudas, que una plata de aloe vera es una gran opción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *